Fresa-Fresón-Fragaria x Ananassa

 

Fragaria x Ananassa conocida comúnmente como Fresa o Fresón es una planta híbrida perenne, perteneciente a la familia Rosaceae y al genero Fragaria. Son plantas híbridas, generalmente son el resultado del cruce entre ejemplares de Fragaria Virginiana, originaria de Virginia, Estados Unidos y de Fragaria Chiloensis, originaria de Chile. Actualmente existen muchas variedades de Fresas y Fresones, con características de cultivo y épocas de fructificacion ligeramente distintas, variedades adecuadas para días cortos, muy vigorosas y precoces o para días largos que son reflorecientes en verano y otoño, algunas variedades son mas resistentes a problemas del suelo, como a la asimilación del hierro (clorosis férrica).

 

 

Las plantas de Fragaria x Ananassa son pequeñas y rastreras, son plantas herbáceas de crecimiento compacto, miden pocos centímetros de altura, pero se extienden de forma horizontal o colgante por medio de tallos delgados y largos (estolones). Las hojas están divididas en tres partes o folíolos ovalados, de color verde intenso que tienen los bordes regularmente dentados, las hojas se desarrollan a partir de un tallo corto y escamoso llamado corona, están unidas a él por medio de largos peciolos (finos tallos). Las hojas presentan una nerviacion central hendida y numerosas nerviaciones secundarias, prominentes por el envés de la hoja.

 

 

La floración en la mayoría de las variedades es larga, las plantas pueden florecer generalmente desde finales de invierno hasta mediados de verano, aunque hay variedades que florecen abundantemente en verano y otoño y otras tienen una floración mas precoz. Las flores son de color blanco luminoso y tienen cinco o seis pétalos, dependiendo de la variedad, se desarrollan en solitario o en grupos, los pétalos son ovalados y redondeados en los extremos. Las flores son hermafroditas y son polinizadas por insectos, aunque también puede intervenir el viento en su fecundación. Las flores fecundadas muestran el contorno del centro de la flor mas oscuro que las que todavía no han sido fecundadas.

 

 

Las flores fecundadas dan lugar a frutos carnosos, al inicio son de color verde y van adquiriendo un color rojizo brillante a menudo que maduran. Los frutos (fresas o fresones) son jugosos, mas o menos dulces y ligeramente ácidos, dependiendo de la variedad. Las plantas florecen durante largo tiempo, presentan flores y frutos pequeños verdosos y maduros, al mismo tiempo. Los frutos generalmente maduran en verano, su superficie esta cubierta por diminutos «aquenios» o minúsculos frutos que contienen pequeñísimas semillas, estos se desarrollan en pequeñas cavidades a lo largo y ancho de la superficie del fruto y contienen una única semilla.

 

 

 

Situación soleada o parcialmente soleada y luminosa, a mayor luminosidad mayor floración. Se adaptan a distintos tipos de suelo, siempre que sean sueltos y bien drenados, pero prefiere una tierra fértil, rica en materia orgánica, (humus o estiércol) y arenosa. Es aconsejable que el terreno de cultivo tenga una profundidad de alrededor de cuarenta centímetros, y dejar una distancia entre plantas de al menos treinta o cuarenta centímetros. Plantaremos las plantas a finales de primavera o a principios de verano, es recomendable preparar la tierra previamente, añadiendo arena de rió para asegurar el drenaje y un sustrato enriquecido de calidad.

 

 

Prefiere un ph neutro, o ligeramente ácido, el terreno calizo puede bloquear la absorción de micro elementos como el hierro, que puede provocar clorosis férrica, que detectaremos por el amarilleo de las hojas de la planta, para corregirlo aplicaremos quelatos de hierro y si es posible rectificaremos el ph del suelo, añadiendo previamente una buena tierra de cultivo, neutra o ligeramente ácida. Aplicaremos abonos equilibrados que contengan fósforo, magnesio y potasio que favorecerá la calidad de las frutos, fresas y fresones. Es recomendable no abonar unas semanas antes de recolectar los frutos.

 

 

Riegos regulares en primavera, mas frecuentes en verano con temperaturas altas, manteniendo el sustrato ligeramente húmedo. Las fresas y fresones no soportan la salinidad por lo que es imprescindible utilizar aguas que no contengan sal. Fragaria x Ananassa no necesita podas, pero es recomendable retirar las hojas, tallos y frutos enfermos y estropeados, para mantener las plantas sanas y evitar la proliferación de plagas y enfermedades.

 

 

Aunque las plantas de fresas o fresones se adaptan a un amplio rango de temperaturas, para obtener frutos de buena calidad y tamaño, es aconsejable cultivar los ejemplares en climas de temperaturas cálidas o moderadas, con temperaturas de entre catorce y veintidós grados. Las plantas pueden resistir temperaturas frías e incluso heladas, pero para que se desarrollen correctamente las flores y frutos necesitan temperaturas superiores. Sin embargo es aconsejable que pasen por un periodo invernal de temperaturas mas frías, (a ser posible inferiores a ocho grados), para que el desarrollo posterior de hojas, flores y frutos sea mas abundante. El calor estival excesivo da como resultado frutos de menor calibre. Necesitan una humedad ambiental alta y una perfecta aireación para prevenir problemas con hongos o enfermedades,

 

 

Las plantas de fresas y fresones son perennes, sin embargo duran solo unos cuantos años en perfectas condiciones, con el paso del tiempo se agotan, pero podemos conseguir nuevas plantas a partir de las pequeñas plántulas que se desarrollan en el extremo de los estolones (tallos largos) que generan las plantas, cuando quedan en contacto con la tierra desarrollan raíces propias y se pueden separar de la planta madre. En la naturaleza los pájaros y algunos animales, ayudan a la reproducción de las fresas por medio de sus semillas. Los «aquenios» o minúsculos frutos secos que cubren las fresa o fresones, contienen una minúscula semilla, cuando las fresas o fresones son ingeridas por animales o pájaros, estos ayudan diseminar las semillas por medio de sus deposiciones. Cuando las semillas son depositadas en un emplazamiento favorable, germinan, desarrollando nuevas plantas. En cultivo generalmente las fresas se multiplican por estolones.

 

 

Las plantas de fresa o Fresón (Fragaria x Ananassa) son plantas fáciles de cultivar, la mayoría de variedades pasan por distintas etapas de crecimiento, en invierno con temperaturas bajan inician un estado de latencia en el que se paraliza su crecimiento, en primavera con a subida de las temperaturas y el incremento de las horas de sol, las plantas empiezan a desarrollarse, florecer y a producir frutos, en verano siguen creciendo y desarrollan tallos largos (estolones) para multiplicarse, en otoño a medida que las temperaturas bajan, la planta va decayendo de nuevo y disminuyendo su crecimiento hasta entrar en un estado de reposo vegetativo.

 

 

Pueden tener problemas con plagas de insectos, como pulgones, arañas o trips, y de enfermedades como el moho gris, Trataremos las plantas afectadas con productos permitidos y ecológicos, para poder consumir los frutos con total seguridad. Es recomendable cultivar las plantas en emplazamientos aireados, y retirar los frutos y hojas dañadas o enfermas para prevenir hongos y ataques de insectos. DIFICULTAD BAJA.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *