Pasiflora-Flor de la pasión

 

La Pasiflora es una planta tropical originaria de zonas tropicales de América. Son plantas de hoja caduca de crecimiento rápido, puede cubrir varios metros. Trepan y se enredan por si mismas con una especie de zarcillos. Tienen hojas de color verde, lobuladas en tres o mas partes, tallos largos y finos, los ejemplares adultos presentan tallos más gruesos y leñosos.

 

IMG_20160823_103505666

 

 

Si se cultiva directamente en el suelo del jardin, en climas con inviernos cálidos, se convierten en matas densas y de cierta altura. En climas con inviernos fríos es mejor cultivarlas en macetas para proteger las plantas fácilmente durante el invierno.

 

 

 

En invierno solo conservan sus finos tallos (incluso aveces sus tallos parecen secos sin vida; pero no es así). No necesitan tutores ya que sus largos tallos se enredan fácilmente sobre rejas, celosías y otras estructuras ayudados por sus zarcillos.

 

 

 

Estas trepadoras son muy decorativas por la originalidad de sus flores, hay muchas variedades con flores más o menos grandes, florecen de primavera a verano, si lo cultivamos en climas con inviernos fríos, hay que proteger las plantas, si hace mucho frió, especialmente si hay riesgo de heladas.

 

img_20160908_191246306

 

 

Son plantas que florecen en primavera y verano. sus flores son especialmente llamativas y decorativas. Las flores suelen ser hermafroditas y suelen desarrollarse en solitario, son flores muy originales, no hay ninguna otra planta en la naturaleza que desarrolle flores con la misma estructura que la pasiflora, su forma es única y compleja.

 

img_20160908_191219820

 

 

Prefiere un sustrato rico, le gusta el suelo húmedo, pero bien drenado. Podemos añadir materia orgánica tipo estiércol, al final del invierno para enriquecer el terreno, en primavera abonaremos con un abono liquido rico en fósforo para favorecer la floración. Su fruto es redondeado y ovalado, de distintos tamaños según la variedad.

 

IMG_20160823_103505666

 

Es esencial un suelo bien drenado, riegos frecuentes durante la primavera y verano en época de crecimiento, incrementar la frecuencia a medida que suban las temperaturas. En otoño hay que distanciar los riegos, en invierno no suele necesitar apenas riegos, si el invierno es cálido regar moderadamente.

 

 

 

Si la cultivamos en climas con inviernos fríos, hay que proteger las plantas durante el invierno o cultivar en invernaderos o galerías mientras duren los fríos. Podemos podar la punta de las ramas para conseguir ejemplares más compactos.

 

 

IMG_20160823_103509325

 

Los indios americanos trataban las heridas con cataplasmas hechas con esta planta. Tiene muchas propiedades medicinales. Reproducción por medio de esquejes en primavera y por semillas. GRADO DE DIFICULTAD MEDIO.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *