Aralia-Fatsia Japonica

 

Fatsia Japonica es una planta arbustiva perenne, originaria de Japón. En su habitad natural son plantas de grandes dimensiones, pueden alcanzar alturas de mas de tres metros y anchuras considerables. Desarrolla tallos gruesos de crecimiento erecto en los que se van desarrollando las hojas. Podemos cultivarla en exterior o como planta de interior. Es una planta muy decorativa por la belleza de sus grandes hojas.

 

IMG_20160823_100404016

 

 

Sus hojas son perennes, grandes y brillantes, de color verde y textura lisa y suave. Son parecidas a las hojas de una higuera. Están divididas en siete o nueve lóbulos ovales terminados en punta. Están unidas al tallo por medio de un peciolo largo y cilíndrico, presenta nerviaciones longitudinales muy marcadas en el centro de los lóbulos que se desarrollan desde el extremo de las hojas hasta el peciolo. Sus hojas cortadas se utilizan para la confección de arreglos florales.

 

 

 

Los ejemplares adultos cultivados en exterior, en un emplazamiento muy luminoso, o cultivados en una posición con algunas horas de sol directo, suelen desarrollar inflorescencias de flores de color crema, reunidas en umbelas terminales redondeadas, que sobresalen por encima de la vegetación. Florece de otoño hasta principios de invierno. Las flores son pequeñas con cinco pétalos y cinco largos estambres, dan paso a racimos de frutos redondeados de color verde que van cambiando a color negro a medida que maduran. Las plantas cultivadas en interior no florecen.

 

IMG_20160823_100421828

 

Dependiendo del clima donde la cultivemos prefiere una situación luminosa lejos de los rayos del sol. En interior la colocaremos cerca de las ventanas pero evitando los rayos directos del sol. En exterior en climas con veranos de temperaturas altas, es recomendable cultivarla bajo porches o voladizos en lugares sombreados en donde el verde de sus hojas se intensificara. Pueden admitir una ubicación mas luminosa pero sus hojas tendrán un color mas claro. El sol directo puede quemar sus hojas, sin embargo en climas con temperaturas estivales moderadas pueden adaptarse a situaciones totalmente soleadas.

 

IMG_20160904_132343075

 

 

Si el clima lo permite, podemos cultivarla directamente en el suelo del jardin en un emplazamiento protegido y a la sombra, Combina a la perfección con plantas de Ligularia. Queda perfecta en grandes macetas para decorar patios o terrazas. Utilizaremos un sustrato rico en nutrientes, turba y arena para facilitar el drenaje. Incorporaremos áridos o gravas de diversos tamaños al hueco de plantación o al fondo de las macetas para asegurar un drenaje perfecto. Si es necesario trasplantaremos en primavera cuando las temperaturas suban.

 

IMG_20160904_132340451

 

Aralia es una planta muy resistente y fácil de cultivar. No necesitan un suelo muy enriquecido, pero en grandes ejemplares es recomendable añadir de vez en cuando una pequeña cantidad de nuevo sustrato alrededor de la planta. Agradece aportes mensuales de abono mineral para plantas verdes mensualmente durante la primavera y principios de verano, que incrementara el nacimiento de nuevas hojas.

 

 

 

Aportes de agua moderados. Es especialmente sensible al exceso de humedad en el sustrato. Riegos leves, mas frecuentes en plantas jóvenes y recién trasplantadas en primavera y verano con temperaturas altas, cuando empiezan a aparecer nuevas hojas. En otoño e invierno distanciar los riegos. Dejar secar el sustrato entre riegos.

 

 

Para desarrollarse adecuadamente necesita temperaturas entre catorce y dieciocho grados. En climas calurosos es imprescindible proporcionarle un emplazamiento sombreado y lo mas fresco posible. En climas con inviernos fríos colocaremos las plantas bajo porches en lugares protegidos del viento y de posibles heladas. Si las temperaturas son cercanas o cero grados es preferible cultivar en interiores o en invernaderos. Ir retirando las hojas secas o estropeadas, admite bien la poda rebrotando pasado unos meses, es recomendable podar las ramas mas viejas para favorecer el nacimiento de nuevos brotes y rejuvenecer la planta.

 

 

 

Aralia se reproduce fácilmente por esquejes, podemos aprovechar los restos de poda para conseguir nuevos ejemplares. Puede ser atacada por cochinilla, vigilar sobre todo el envés de las hojas tratar lo antes posible. Si el ataque es muy importante se apreciara negrilla sobre sus hojas, en general  habría que tratar  la planta pulverizándola totalmente con un producto especial anticochinillas, incluso varias veces con intervalos variables de tiempo entre las aplicaciones.

 

 

Más adelante tratar el hongo, ya que este surge sobre la melaza que segrega la cochinilla, si el ataque es muy importante puede ses recomendable eliminar parte de sus hojas e incluso podar algo el ejemplar antes del tratamiento para que sea así más fácil su recuperación. En general es una PLANTA CON GRADO DE DIFICULTAD BAJO.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *