Bella Alfombra-Lippia Repens-Lippia Nodiflora

 

Lippia Nodiflora es una planta perenne perteneciente a la familia Verbenaceae, es originaria de Centroamérica. Es una planta tapizante rastrera, de poca altura, que no suele superar los ocho o diez centímetros de altura, sin embargo sus tallos rastreros son largos y generan raíces fácilmente, facilitando a la planta desarrollarse en anchura para que pueda llegar a cubrir grandes extensiones.

 

 

 

Las hojas son pequeñas y ovaladas, son de color verde y tienen los bordes dentados, especialmente en la mitad del extremo superior. Florece de finales de abril a mediados de verano, sus inflorescencias son pequeñas y globosas, están compuestas de minúsculas flores de color blanco de centros amarillos, las flores adquieren una tonalidad violácea antes de madurar por completo.

 

 

 

 

Situación soleada o parcialmente soleada, tolera la sombra luminosa pero no florecera, suelo suelto bien drenado, se utiliza frecuentemente como sustituto del césped, las plantas de Lippia Nodiflora resisten mejor la sequía que la mayoría de tipos de césped, lo que la hace perfecta para zonas con climas de temperaturas altas estivales. Se desarrolla rapidamente por medio de sus largos tallos, que generan raíces con gran facilidad, en ocasiones puede llegar a ser invasiva por lo que es recomendable controlar su crecimiento. Queda perfecta entre las rocas y a los pies de arboles y arbustos.

 

 

 

Riegos regulares en ejemplares jóvenes y recién trasplantados, las plantas establecidas sobre el terreno, pueden tolerar algo de sequía, especialmente si se cultivan en emplazamientos parcialmente soleados, distanciar los riegos en otoño e invierno, cuando decae su crecimiento. Puede tolerar periodos de sequía largos, pero se desarrolla mejor con riegos regulares.

 

 

 

Cortar las partes de la planta secas, para mantenerlas en buenas condiciones, es recomendable pasar el corta césped o podar el extremo de sus tallos a finales de invierno o principios de primavera, para potenciar el nacimiento de nuevos brotes. Puede resistir temperaturas bajas invernales, incluso de algunos grados bajo cero, pero perderá sus hojas y sus tallos adquirirán tonos rojizos, si hace frió, las plantas se desarrollan mejor en climas de temperaturas superiores. Es recomendable cultivarlas en climas de temperaturas invernales moderadas, donde conservaran parte de sus hojas y de su atractivo. Durante el invierno no crecen, pero en primavera cuando suben las temperaturas reanudan su desarrollo.

 

 

 

Se reproduce fácilmente por esquejes y divisiones, en primavera o a principios de otoño, se multiplica por si misma a través de estolones, o tallos de la planta que generan raíces rapidamente, cuando quedan en contacto con la tierra húmeda, podemos cortar parte de estos los tallos y cultivarlos en otros emplazamientos. Lippia Nodiflora es una planta fácil de cultivar y de bajo mantenimiento, no suele tener problemas con plagas de insectos ni enfermedades. Ocasionalmente puede presentar problemas con hongos o pudriciones, especialmente si la tierra de cultivo no drena correctamente y se empapa el sustrato. DIFICULTAD BAJA.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *