Aechmea Fendleri

 

Aechmea Fendleri es una planta perenne tropical, perteneciente a la familia Bromeliaceae, es originaria de Venezuela.    Forma plantas amplias, de crecimiento redondeado abierto, las plantas miden entre cuarenta y sesenta centímetros de altura, pero pueden alcanzar, alrededor de noventa centímetros de altura en floración, miden unos sesenta centímetros de diámetro. Es una planta muy decorativa, frecuentemente cultivada como planta de interior, actualmente existen muchos cultivares muy apreciados como planta ornamental.

 

 

Las hojas se desarrollan a partir de una roseta central, crecen de forma alterna, formándose unas sobre otras. Las hojas son rígidas y gruesas, alargadas y planas, largas, ligeramente cóncavas, son de color verde mas o menos intenso, dependiendo de la luminosidad, generalmente son de color verde claro o verde lima, crecen de forma vertical y se arquean hacia los bordes de la planta, tienen los bordes finamente dentados.

 

 

 

Suele florecer de mediados de primavera a principios de verano, pero puede florecer también en verano o principios de otoño, dependiendo de las condiciones de cultivo. La inflorescencia se desarrolla de forma erecta en el centro de la roseta, es larga, puede medir mas de cuarenta centímetros de longitud, y esta muy ramificada. La inflorescencia es muy atractiva y duradera, (puede durar varios meses), presenta tonos rojos, rosados, purpuras y azules. El tallo floral es de color rojizo o rosado, al igual que sus pequeñas ramificaciones, las flores de color azul intenso, son tubulares y crecen en el extremo de las ramificaciones, los capullos florales son cónicos, alargados y estrechos, de color verde o purpura. Las flores polinizadas se transforman en pequeños frutos.

 

 

 

Situación parcialmente soleada o de sombra luminosa, tolera el sol de primeras horas del día, pero es recomendable proteger la planta del sol fuerte del mediodía y de las primeras horas de la tarde, para prevenir quemaduras en las hojas. Se cultiva frecuentemente como planta de interior o invernadero, situando la planta en un emplazamiento luminoso y protegido del sol. Suelo suelto y esponjo, que contenga un poco de arena que facilite el drenaje, prefiere un sustrato neutro o ligeramente ácido, bien drenado y rico en turba. Aportes de abono para plantas de interior, una vez al mes, en primavera y verano.

 

 

Riegos regulares, manteniendo el sustrato ligeramente húmedo, evitar empapar el sustrato y proporcionar a la planta un drenaje perfecto. Es recomendable utilizar agua de lluvia, libre de cal, colocaremos un poco de agua en la roseta de hojas, dejar secar ligeramente la roseta de hojas y la superficie del sustrato entre riegos, si regamos en exceso la roseta puede pudrirse. Disminuir los riegos en otoño e invierno. Necesitan humedad ambiental alta, para ello, colocaremos las plantas sobre un lecho de bolas de arcilla húmedo, para que el agua al evaporarse proporcione humedad alrededor de la planta.

 

 

No necesita podas, exceptuando podas de limpieza, eliminando las inflorescencias secas y las hojas viejas, secas o estropeadas. Prefiere ser cultivada en climas de temperaturas invernales moderadas, con temperaturas superiores a doce o quince grados, puede resistir algunos grados bajo cero de forma puntual y breve, pero las heladas pueden acabar con las plantas. En climas de inviernos fríos se suelen cultivar como plantas de interior, son plantas tropicales que no resisten bien el frió.

 

 

Se reproducen por separación de pequeñas plantas o «hijuelos», que las plantas adultas desarrollan a su alrededor, esperaremos a que las pequeñas plantas cercan un poco, y con mucho cuidado las separaremos de la planta madre, escavando ligeramente la tierra para no estropearlas. Las plantas de Aechmea Fendleri son plantas resistentes y fáciles de cultivar, en condiciones adecuadas de cultivo, no suelen tener problemas serios con plagas de insectos o enfermedades, ocasionalmente y en ambientes secos, puede aparecer la araña roja que deberá ser tratada con acaricidas específicos. El exceso de humedad o drenaje insuficiente del sustrato puede ocasionar pudriciones. DIFICULTAD BAJA.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *