Peperonia Pixie

 

Peperonia Pixie es una pequeña planta herbácea perenne, perteneciente a la familia Piperaceae, las plantas de Peperonia son originarias de Centroamérica, aunque actualmente existen muchas plantas híbridas muy apreciadas como plantas de interior. Peperonia Pixie es una planta compacta de crecimiento redondeado, mide entre diez y veinte centímetros de altura y de veinte a treinta centímetros de diámetro.

 

 

Las hojas son perennes, carnosas y ovaladas, de extremos puntiagudos, los bordes son lisos y presentan una fina vellosidad, son ligeramente cóncavas a partir del eje central longitudinal. Son de color verde claro y presentan lineas o dibujos mas o menos delgados de color verde oscuro, los dibujos son longitudinales y se presentan a lo largo de las hojas. La variación de color mas oscura de las hojas, es mas o menos visible dependiendo de la luminosidad de la zona de cultivo. Florecen en verano, las flores son minúsculas, de color blanquecino, se desarrollan reunidas en inflorescencias pequeñas y cilíndricas, que sobresalen por encima de las hojas, tienen poco valor ornamental, las Peperonias se cultivan principalmente por la belleza de sus hojas.

 

 

 

Situación luminosa o parcialmente luminosa, tolera menos luz que otras variedades de Peperonia, aunque en situaciones poco luminosas, las hojas presentaran menos variedad de color y los tallos se alargan. En general las variedades de hojas mas oscuras, admiten menos luminosidad, y las hojas variegatas mas luz. El suelo ideal para estas plantas es un suelo suelto, poroso y aireado, rico en turba, que contenga arena que asegure un perfecto drenaje. Es aconsejable trasplantar los ejemplares pequeños en primavera, cada tres o cuatro años, a una maceta de tamaño ligeramente superior, utilizando un sustrato nuevo enriquecido, las plantas de Peperonia tienen raíces delgadas y poco profundas, por lo que no necesitan trasplantes anuales. En plantas adultas, suele ser suficiente añadir un poco de sustrato enriquecido en la superficie de la tierra. Abonar las plantas quincenalmente en primavera y mensualmente en verano, con un abono especial para plantas verdes disuelto en el agua de riego.

 

 

Riegos regulares en primavera y verano, dejando secar ligeramente el sustrato entre riegos, riegos moderados en otoño e invierno, especialmente con temperaturas mas bajas. Las hojas de las plantas de Peperonia son gruesas y acumulan agua, por lo que son muy sensibles al exceso de humedad en el sustrato, es imprescindible regar con moderacion y que el sustrato drene perfectamente. Si las cultivamos en interior, colocaremos pequeños áridos o bolas de arcilla húmedas, entre la base de la maceta y el plato o cubre macetas decorativo, para asegurar el drenaje y proporcionar humedad ambiental a la planta, cuando se evapora el agua sobrante del riego. Si hace mucho calor y el ambiente es seco, podemos pulverizar las plantas durante el verano.

 

 

 

Pinzaremos o cortaremos el extremo de los tallos mas largos, en plantas muy desarrolladas, para que ramifiquen y mantener las plantas mas bonitas y compactas. Las Peperonias son plantas tropicales, necesitan cultivarse en temperaturas de entre dieciocho y veinticinco grados, no resisten temperaturas invernales inferiores a diez grados, en climas de inviernos fríos se cultivan frecuentemente como plantas de interior.

 

 

Se reproduce por esquejes de tallo o de hojas, los esquejes los obtendremos del extremo de los tallos. Cortaremos un trozo de tallo que contenga dos o tres hojas, puede ser corto, de apenas ocho o diez centímetros, dejaremos que la herida del extremo del esqueje cicatrice durante veinticuatro horas, y lo introduciremos en un sustrato suelto y drenante. Si utilizamos hojas para multiplicarlas, también dejaremos que la herida del peciolo cicatrice durante un día. En ocasiones, en ejemplares matizados, las plantas resultantes de la multiplicación por hoja, pierden la variación de color de las hojas, en estos casos, es recomendable reproducir las plantas por esquejes de tallo. Podemos utilizar hormonas de enraizamiento para facilitar la formación de raíces, mantendremos el sustrato ligeramente húmedo, colocando los esquejes en un emplazamiento cálido y luminoso, con temperaturas de alrededor de veinte grados. Evitar el exceso de riego y proporcionarles un drenaje perfecto, cuando las pequeñas plantas se desarrollen pueden ser trasplantadas a una maceta ligeramente mayor.

 

 

Peperonia Pixie es una planta resistente y fácil de cultivar, no suele tener problemas serios con ataques de insectos o enfermedades, en condiciones adecuadas de cultivo. Ocasionalmente pueden aparecer ácaros, como la araña roja, o cochinillas, las plantas afectadas deberán tratarse con insecticidas o acaricidas específicos. El exceso de humedad y drenaje insuficiente puede provocar ataques de hongos y pudriciones, si esta expuesta al frió sus hojas caen y la planta se estropea, necesita temperaturas moderadas invernales. DIFICULTAD BAJA.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *