Medinilla Speciosa

 

Medinilla Speciosa es un arbusto perenne perteneciente a la familia Melastomataceae, es originaria de Indonesia y Filipinas, se desarrolla en bosques montañosos y húmedos en sus países de origen, a una altitud de alrededor cuatrocientos o seiscientos metros. Es una arbusto de crecimiento vertical que suele medir entre cuarenta y sesenta o sesenta y cinco centímetros de altura, aunque en ocasiones puede superar el metro de altura.

 

 

 

Los tallos son redondeados, de color verde los de nuevo crecimiento y leñosos y de color mayor grisáceo, los tallos maduros. Los tallos están muy ramificados, las hojas se desarrollan de forma apuesta sobre los tallos, frecuentemente en grupos especialmente en los extremos. Las hojas son grandes y ovaladas, pueden medir alrededor de veinte centímetros de longitud y hasta quince centímetros de anchura, son de color verde grisáceo u azulado, presentan nerviaciones hendidas y horizontales muy pronunciadas.

 

 

 

Florece en verano y en otoño, Las flores son pequeñas y crecen reunidas en racimos colgantes, grandes, de color rojo, los capullos florales son de color blanco, y las flores de color rosado con centros de color azulado o violeta. Las flores se trasforman en pequeños frutos redondeados rosados, que adquieren un color azul violeta intenso, cuando maduran. Los múltiples tallos de la inflorescencia son de color rojo brillante y crean atractivos contrastes.

 

 

 

 

Situación de sombra luminosa, puede admitir un poco de sol matutino a primeras horas del día, si no hace excesivo calor. Suelo fértil, suelto, ligeramente húmedo  y bien drenado. Riegos regulares, manteniendo ligeramente húmedo el sustrato, necesita alta humedad ambiental, por lo que agradece pulverizaciones o nebulizaciones frecuentes. En climas fríos es aconsejable cultivar las plantas en macetas, para poder protegerlas del frió intenso, colocando las plantas en interior durante los meses de invierno.

 

 

 

Eliminaremos las hojas secas y estropeadas y retiraremos los frutos secos, si es necesario podemos reducir el tamaño  de la planta, cortando con mucho cuidado un poco por encima de las hojas, retirando todo el tallo superior. Es adecuada para cultivar en climas de temperaturas moderadas invernales, no soporta el frió intenso ni las heladas, en climas fríos es aconsejable cultivar la planta en interior o en invernaderos.

 

 

 

Medinilla Speciosa se reproduce por semillas o esquejes de tallo, es recomendable utilizar hormonas de enraizamiento para facilitar que los esquejes desarrollen raíces. Las pequeñas semillas obtenidas de los frutos maduros, están preparadas para germinar. Las plantas pueden ser atacadas por plagas de cochinillas o de araña roja, los ejemplares afectados deberán tratarse con insecticidas y acaricidas específicos. El suelo excesivamente mojado o con mal drenaje, puede ocasionar ataques de hongos o pudriciones, es esencial un drenaje perfecto.  DIFICULTAD MEDIA.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *