Alegría Guineana-Alegría de Guinea-Impatiens Hawkeri

 

Impatiens Hawkeri es una planta herbácea anual o perenne, perteneciente a la familia Balsaminaceae, es originaria de Nueva Guinea. Es una planta de crecimiento vertical redondeado y compacto, mide entre veinticinco y treinta centímetros de altura y similares dimensiones de diámetro. Impatiens Hawkeri o Alegria Guineana, esta estrechamente relacionada con las plantas de Alegria de la casa, «Impatien Waleriana» pero sus flores y hojas son mas grandes, sus condiciones de cultivo son similares.

 

 

img_20160906_113137802

 

Los tallos son gruesos y redondeados, carnosos de crecimiento vertical, y de color verde, las hojas son lanceadas y puntiagudas, de color verde mas o menos intenso y brillantes, aunque también hay variedades con hojas bicolores de color verde y amarillo, y de hojas mas oscuras, algo rojizas. Las hojas tienen los bordes finamente dentados, presentan una nerviacion central muy marcada, (frecuentemente de color mas pálido que el resto de la hoja, o rosado), y nerviaciones secundarias hendidas.

 

img_20160916_130549890

 

img_20160914_162401300

 

Florece de finales de primavera hasta finales de verano o principios de otoño, las flores son mas grandes que en Impatiens Walleriana, se desarrollan en grupos en el extremo de los tallos, están unidas a ellos, por medio de peciolos redondeados de color verde o rojizo. Las flores pueden ser de color blanco, rosa pálido o intenso, violáceo o rojo, actualmente existen variedades con flores de color salmón y variedades de flores bicolores. Las flores presentan un espolón largo muy delgado.

 

 

 

Situación soleada o parcialmente soleada, admite el sol directo a primeras horas del día, o en climas de temperaturas estivales moderadas, pero no resiste el sol directo del mediodía o de primeras horas de la tarde, si la cultivamos en climas de temperaturas altas. Existe una variedad «Sunpatiens» que puede cultivarse a pleno sol. Si la situación es muy sombreada y poco luminosa, las plantas florecerán poco y se alargaran, debilitándose. También pueden cultivarse como plantas de interior, colocandolas en un lugar bien iluminado, cerca de las ventanas. Suelo suelto y esponjoso, ligeramente húmedo, medianamente fértil y bien drenado. Podemos cultivarlas en macetas, jardineras o en el suelo del jardin, en solitario, en grupos o formando composiciones. Es recomendable abonar las plantas de primavera a finales de verano, con un abono liquido especial para plantas de flor.

 

 

img_20160916_130613209

 

Riegos regulares en primavera y verano, es posible que necesiten riegos diarios si las temperaturas son altas, mantener el sustrato ligeramente húmedo, pero evitando encharcar la tierra, si se riega en exceso sus gruesos tallos se pueden podrir. Pero si regamos demasiado poco, la planta languidece y puede perder parte de sus hojas. Evitar mojar las flores, se estropean fácilmente si se mojan. En otoño ir disminuyendo los riegos a medida que las temperaturas bajen, en invierno mantener las plantas casi secas, solo regar de vez en cuando, para evitar que sus raíces se sequen. Si la cultivamos en macetas o jardineras, nos aseguraremos que el exceso de agua de riego, salga perfectamente por los agujeros de drenaje, para prevenir que sus raíces y tallos se pudran.

 

img_20160906_113154283

 

 

A finales de febrero o a principios de marzo, podaremos las plantas que hayan sobrevivo al invierno, eliminando los tallos y hojas secas y estropeadas, podaremos los ejemplares por encima de un nudo de crecimiento, para favorecer el nacimiento de nuevos brotes, abonaremos las plantas con un abono granulado o micro granulado completo, para fomentar su desarrollo. Necesita temperaturas moderadas invernales, si hace mucho frió se comporta como una planta anual, pero en climas de temperaturas invernales moderadas, puede comportarse como perenne. No resiste temperaturas inferiores a diez o doce grados. En climas de temperaturas cálidas anuales, con un promedio de veinte o veintidós grados, puede florecer durante casi todo el año. En climas fríos se cultivan frecuentemente como plantas de interior o como anuales.

 

 

img_20160908_114025648

 

Se reproducen por semillas, que se siembran a finales de invierno o principios de primavera, en un lugar protegido a sombra parcial, cuando las pequeñas plántulas son manejables, pueden trasplantarse a su lugar definitivo. También pueden multiplicarse por esquejes, especialmente las plantas híbridas, que tienen semillas infértiles, o de cuyas semillas no suelen germinar en plantas iguales a la planta de la que proceden. Para obtener esquejes, cortaremos tallos terminales que no hayan florecido, retiraremos las hojas inferiores e introduciremos en tierra, al menos la tercera parte del esqueje, que contenga varios nudos de crecimiento (o pequeños abultamientos del tallo donde crecían las hojas), mantendremos la tierra ligeramente húmeda, en unas semanas habrán desarrollado raíces.

 

 

 

Impatiens Hawkeri o Alegría Guineana, es una planta resistente y fácil de cultivar, en condiciones adecuadas de cultivo, no suele tener problemas graves con plagas de insectos o enfermedades. Ocasionalmente puede verse afectada por mosca blanca o por ácaros, mas probablemente si el ambiente es muy seco. Trataremos las plantas afectadas con insecticidas o acariciadas específicos, es recomendable aplicarlos al atardecer, para prevenir que sus hojas y flores se quemen. El sol directo, de las horas centrales del día y en climas de temperaturas altas, puede provocar quemaduras en la vegetación. El exceso de riego o drenaje insuficiente puede provocar pudrición de las raíces y de los tallos. DIFICULTAD BAJA.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *