Campanilla Plateada-Convolvulus Cneorun

 

Convolvulus Cneorun es un arbusto perenne originario de zonas del Mediterráneo en Europa y África. Es un arbusto compacto de crecimiento redondeado, de cuarenta a cincuenta centímetros de altura, puede ocupar alrededor de sesenta centímetros de diámetro, crece rapidamente. Sus hojas son perennes y alargadas, estrechas de color verde claro plateado o gris plateado, brillantes, suaves y sedosas al tacto.

 

 

 

Florece de principios de primavera y principios de verano. Su floración es abundante y cubre las plantas con flores en forma de campana de pétalos blanco y centros amarillo, en ocasiones presentan reflejos rosas, los capullos antes de abrirse presentan una coloración rosada. Suelen aparecer reunidas en grupos terminales mas o menos numerosos.

 

 

 

Prefiere una situación soleada, aunque admite sombra parcial. Necesita un sustrato de plantación bien drenado, en su lugares de origen crece en suelos rocosos, arenosos y pobres. Podemos cultivarla en el jardin o en macetas y jardineras. Es adecuada para rocallas y para la formación de macizos de flor, en solitario o combinadas con otras plantas.

 

 

 

 

Es una planta muy decorativa crea bonitos contrastes por el colorido verde plateado de sus hojas. Crece perfectamente en jardines costeros de clima mediterráneo o similar. No necesita demasiado abono, en su habitad natural viven en suelos pobres y calcáreos.

 

 

 

En general el Convolvulus prefiere un suelo seco. Riegos regulares y moderados durante la primavera y el verano, especialmente en ejemplares jóvenes y recién trasplantados. Las plantas bien enraizadas necesitan pocos riegos, hay que distanciar los riegos en otoño e invierno, especialmente de los ejemplares cultivados directamente en el suelo del jardin.

 

Imagen relacionada

 

 

Los ejemplares adultos bien establecidos resisten periodos de sequía. Si nuestra tierra es arcillosa previamente corregiremos el terreno añadiendo arena, áridos y materia orgánica para permeavilizarlo. Algunas veces es mejor cultivarlos en pendientes para asegurar un perfecto drenaje.

 

 

 

Puede resistir temperaturas bajas esporádicas, incluso alguna helada débil, pero prefiere ser cultivada en un lugar protegido del frió invernal. Es muy resistente al calor, prefiere el clima cálido, cuando esta bien establecida sobre el terreno puede soportar periodos de sequía. Es conveniente podar el extremo de sus tallos cuando haya finalizado la floración, así mantendremos los arbustos compactos.

 

 

 

Se multiplica por esquejes a final de verano o principios de otoño, podemos utilizar los restos de poda para obtener esquejes, limpiaremos la parte inferior de hojas y los introduciremos en macetas con un sustrato suelto, que contenga turba y arena, colocaremos las macetas a la sombra durante las primeras semanas manteniendo el sustrato ligeramente húmedo, para facilitar el prendido de los esquejes es conveniente impregnar su base con polvo enraizante. También podemos multiplicar las plantas de Campanilla plateada con semillas a principios de primavera. En ocasiones las plantas se agotan y tienen que ser renovadas por nuevos ejemplares.

 

Ejemplares del Jardín Botánico de Barcelona.

 

Es una planta de fácil mantenimiento y muy resistente. No le gusta el suelo húmedo o con mal drenaje, el estancamiento puede ocasionar ataques de hongos y pudriciones. Generalmente no suelen ser atacadas por plagas, en ocasiones puede aparecer algún pulgón en sus brotes tiernos pero no es común. DIFICULTAD MUY BAJA.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *