Molinia Caerulea

 

Molinia Caerulea es una planta herbácea perenne perteneciente a la familia Poaceae, es originaria de Europa y Asia. Crece en zonas húmedas, próximas a cursos de agua, arroyos o fuentes. Forma matas de crecimiento erecto redondeado, los tallos son verticales y cilíndricos de alrededor de ochenta o noventa centímetros de largo. Existen muchas subespecies con características y dimensiones algo diferentes, incluso con hojas variegadas como Molinia Caerulea subespecie Caerulea Variegata muy decorativa.

 

 

 

Las hojas son largas, arqueadas y estrechas, de color verde y generalmente planas, dependiendo del clima de cultivo son parcialmente perennes o caducas, pero generalmente adquieren tonos amarillo anaranjados en otoño y pueden ser cortadas a finales de febrero. Florece de finales de primavera a verano, las inflorescencias arqueadas en forma de espigas sobresalen por encima de la vegetación, pueden alcanzar cerca de cuarenta centímetros de longitud y presentan flores de color purpura, dan a lugar a frutos o granos muy pequeños muy apreciados por los pájaros.

 

 

 

Es una planta silvestre que se desarrolla en situaciones soleadas o parcialmente soleadas, aunque puede adaptarse a emplazamientos sombríos. Suelos pobres y frescos, neutros a ligeramente ácidos, necesita suelos húmedos para desarrollarse adecuadamente, en cultivo necesita riegos regulares especialmente en primavera y verano con temperaturas altas. En la naturaleza vive en terrenos húmedos e incluso parcialmente anegados, en cultivo prefiere un buen drenaje para evitar pudriciones.

 

 

 

Retirar las hojas e inflorescencias secas a finales de invierno para mantener las plantas saludables y propiciar el nacimiento de nuevos brotes y hojas, en climas fríos puede ser necesario cortar todos los tallos próximos al nivel del suelo. La vegetación muerta puede utilizarse como mantillo natural. No le gusta el calor excesivo ni el frió intenso, prefiere temperaturas moderadas de entre quince y veinte o veinticinco grados, aunque puede soportar sequías leves y temperaturas invernales algo bajas, brotando de nuevo en primavera cuando las temperaturas suben.

 

 

Se reproduce por semillas o por división de mata preferiblemente en primavera, puede llegar a ser invasiva en condiciones favorables de cultivo. Es una planta muy resistente y fácil de cultivar de poco mantenimiento, no suele tener problemas serios con plagas de insectos o enfermedades. DIFICULTAD BAJA.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *