Lantana Rastrera-Lantana Montevidensis

 

Lantana Montevidensis, es una planta arbustiva perenne de excasa altura, perteneciente a la familia Verbenaceae, es originaria del sur de América. Es una planta de crecimiento postrado o rastrero, a medida que se desarrolla sus ramas se alargan pudiendo ocupar bastante espacio, longitudinalmente, son adecuadas para cultivar como plantas de cobertura. Las hojas son pequeñas y ovaladas de color verde, tienen un aspecto rugoso, debido a las numerosas y pronunciadas nerviaciones que presentan sus hojas pero no tanto como en «Lantana Camara«. A medida que se desarrolla sus tallos se alargan, longitudinalmente o en altura y pueden llegar a ocupar bastante espacio, son buenas plantas de cobertura.

 

 

 

 

Si la cultivamos cerca de arbustos de mayor altura, sus tallos trepan sobre el, para alcanzar posiciones mas iluminadas. En climas cálidos florece desde primavera hasta mediados de otoño. Su floración es abundante, las inflorescencias son redondeadas, están compuestas de pequeñas flores de color rosa violeta, aunque también hay ejemplares con flores de color blanco y amarillo. Las flores atraen a insectos polinizadores como las abejas y mariposas.

 

img_20160929_114136308

 

 

 

Los botones florales, de apariencia redondeada están formados por numerosas y diminutas flores de centro blanco en las variedades de color rosa violeta, y totalmente blancas o amarillas en las otras variedades. Primero se abren las flores del exterior de la cabeza floral y las ultimas en abrir son las del centro de la inflorescencias.

 

 

IMG_20160826_192504518

 

 

Lantana Montevidensis necesita una ubicación soleada, aunque puede adaptarse a situaciones de sombra parcial, pero florecera menos. Son adecuadas para sembrar en el jardin, como pequeñas borduras, como ejemplar aislado o formando composiciones junto a otras plantas de flor. También quedan muy bien cultivadas en macetas para decorar terrazas o balcones.

 

 

 

Prefiere un suelo rico en materia orgánica con un buen drenaje. Sembrar las plantas en primavera, para que desarrollen nuevas raíces antes de la subida de las temperaturas. Preparar el terreno antes de plantar, añadiendo estiércol o humus, y arena gruesa para facilitar el drenaje. Abonar los ejemplares ya establecidos al principio de primavera con materia orgánica, humus, estiércol o guano.

 

 

 

Riegos regulares en plantas jóvenes, recién trasplantadas y en las cultivadas en macetas, ir aumentando los riegos a medida que las temperaturas suban, especialmente con altas temperaturas durante el verano. Ir disminuyendo los riegos en otoño e invierno. Las plantas sembradas en jardin cuando están bien enraizadas pueden tolerar cierta sequía. Si cultivamos las plantas en macetas, utilizaremos un sustrato suelto y enriquecido, y nos aseguraremos que el agua sobrante del riego salga adecuadamente por los agujeros de drenaje, para evitar posibles encharcamientos. Son plantas muy sensibles al exceso de humedad en el sustrato.

 

img_20160929_114139253

 

 

Durante el invierno Lantana Montevidensis, entra en un periodo de descanso vegetativo. Es recomendable podar los ejemplares a finales de febrero, para favorecer el crecimiento de nuevos brotes y conseguir plantas mas compactas. Si el clima donde la cultivemos es muy frió, es recomendable esperar al mes de marzo para podar las plantas. Recortaremos los tallos mas largos y suprimir los tallos estropeados, así conseguiremos ejemplares mas compactos y redondeados. Retirar las flores secas, durante la primavera y el verano para favorecer nuevas floraciones.

 

IMG_20160826_192456493

 

img_20160917_141815757

 

 

Lantana Montevidensis es adecuada para cultivar en climas con inviernos de temperaturas moderadas, no le gusta el frió, por lo que debe protegerse durante el invierno en climas con inviernos fríos con heladas. Las heladas pueden dañar gravemente la planta, pudiendo llegar a matarla.  Sus hojas con temperaturas frías adquieren una tonalidad purpura oscura. Durante el invierno pierde sus hojas o parte de ellas, pero vuelven a brotar con la subida de temperaturas primaveral. Lantana Montevidensis puede  cultivarse en emplazamientos costeros.

 

 

Lantana Montevidensis trepando junto a una Parra Virgen.

 

 

La variedad de Lantana Montevidensis de flores rosa liliáceas, es una de las variedades mas resistentes al frió. Es una de las Lantanas que florecen durante largo tiempo, empieza a florecer al inicio de la primavera y vuelve a florecer a finales de otoño.

 

 

 

img_20160929_114131005

 

La variedad de Lantana Montevidensis de flores amarillas florece mas abundantemente que las otras variedades, pero no produce semillas. La mayoría de Lantanas si producen frutos, estos son venenosos. Los frutos son redondeados y pequeños de color negro azulado.

 

img_20160929_114126187

 

IMG_20150507_152951267

 

Se multiplica por semillas y por esquejes en primavera, se reproduce fácilmente por acodo, si una rama queda en contacto con el suelo del jardin, puede desarrollar raíces en varias semanas, tendremos una nueva planta cuando la separemos de la planta madre. Podemos aprovechar los restos de poda para obtener nuevos ejemplares.

 

img_20160929_114121926

 

IMG_20160904_132711201

 

 

Lantana Montevidensis es una planta resistente y fácil de cultivar, ocasionalmente puede ser atacada por pulgones o cochinillas pero no es propensa. Sus principales enemigos son el frió extremo y las heladas que pueden acabar con la planta. El exceso de riego o suelo encharcado, puede provocar ataques de hongos y pudriciones, es imprescindible regar con moderacion y proporcionar a las plantas un drenaje perfecto. DIFICULTAD BAJA.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *