Peperonia Rubella

 

Peperonia Rubella es una planta perenne perteneciente a la familia Piperaceae y al genero Peperonia, es originaria de Jamaica. Las plantas de Peperonia Rubella son plantas de crecimiento redondeado o colgante, no suelen superar los veinte centímetros de altura, los tallos son carnosos y cilíndricos de color rojo brillante, están cubiertos por una fina vellosidad blanquecina.

 

 

Pequeñas hojas de Peperonia Rubella junto a un ejemplar de Scinsus Plateado, donde se aprecia su pequeño tamaño.

 

Diminutas bolas de arcilla cubren el sustrato de este pequeño ejemplar.

 

Las hojas son muy pequeñas, ovales mas o menos alargadas y gruesas, generalmente crecen en grupos de cuatro hojas. El haz es de color verde y frecuentemente presenta dibujos de color verde pálido o plateado, muy marcados, algunas hojas del extremo de los tallos pueden presentar solo color verde en el haz, el envés de las hojas es de color rojo. Las hojas de la base de la planta suelen ser mas gruesas y redondeadas, y las de los extremos mas alargadas y menos gruesas.

 

Pequeños dibujos lineales, decoran el haz de las diminutas hojas, se aprecian los tallos y el envés de color rojo y el grosor de las hojas.

 

 

Florece generalmente en verano, las flores son diminutas, se desarrollan a lo largo de inflorescencias cilíndricas, pequeñas y alargadas, que crecen en el extremo de los tallos, pueden ser erectas o colgantes, de color verde pálido o cremoso. La belleza de este tipo de plantas, las Peperonias, radica en sus hojas, no en sus flores, que son poco atractivas.

 

 

 

Situación de sombra luminosa, se cultiva frecuentemente como planta de interior, en un emplazamiento cercano a las ventanas, pero protegido de los rayos directos del sol. Suelo suelto y poroso, bien drenado, trasplantar en primavera, utilizando un nuevo sustrato, pero manteniendo una medida de maceta similar o ligeramente superior, no necesita macetas excesivamente grandes. Su tamaño reducido, hace que sea una planta perfecta para cultivar en interiores.

 

 

 

Para enriquecer el sustrato, podemos utilizar un abono liquido, especial para plantas verdes, disuelto en el agua de riego, a una dosis inferior a lo recomendado, lo aplicaremos una vez al mes en primavera y verano, en otoño e invierno es mejor no abonar. Evitaremos abonar demasiado las plantas, el exceso de abono puede provocar quemaduras y la caída de las hojas.

 

 

 

Riegos regulares y moderados, mantener el sustrato ligeramente húmedo, pero bien drenado. Las Peperonias son muy sensibles al exceso de humedad en el sustrato, que puede ocasionar marchitamiento de los tallos y hojas, pudriciones o puede formar costras o abultamientos en las hojas, por ello debemos evitar que el agua de riego sobrante quede en contacto con la base de la maceta. Para evitarlo y ademas proporcionar humedad ambiental a las plantas, colocaremos las Peperonias sobre bolas de arcilla, en el plato o en el fondo del cubre macetas decorativo, para que aíslen las raíces del exceso de riego, y cuando el agua se evapore proporcione humedad ambiental a las plantas.

 

 

 

Las plantas de Peperonia so soportan el frió, necesitan temperaturas invernales superiores a diez grados, en climas de temperaturas bajas invernales, es recomendable cultivarla como planta de interior. La diferencia brusca de las temperaturas puede provocar la caída de las hojas.

 

 

 

 

Se reproducen por esquejes de hoja, de tallo, o por división de mata, separando pequeñas plantas que se desarrollan alrededor de la planta madre. Para reproducirlas por esquejes, cortaremos trozos de tallo de forma oblicua, retiraremos las hojas inferiores, e impregnaremos la parte inferior con hormonas de enraizamiento, colocaremos los esquejes en un recipiente alto para poder taparlo parcialmente con plástico trasparente, para mantener la humedad, en unos meses los esquejes desarrollaran raíces.

 

 

 

Para reproducir las Peperonias por hojas, colocaremos sustrato en un recipiente alto, de plástico trasparente, pondremos las hojas de Peperonia con un pequeño trozo de peciolo sobre el sustrato, taparemos el recipiente con plástico trasparente para mantener la humedad, pero ligeramente agujereado para que respire y se pudran, en unos meses las hojas enraizaran y nuevas plantas empezaran a desarrollarse.

 

 

 

Peperonia Rubella es una planta fácil de cultivar, sus principales problemas surgen generalmente por un riego inadecuado, si es excesivo puede provocar problemas de hongos y pudrición de raíces, si es escaso el marchitamiento general de la planta. Ocasionalmente pueden sufrir plagas de cochinillas, especialmente en plantas cultivadas muy juntas, para evitarlo mantendremos las plantas aireadas, las plantas afectadas deben ser tratadas con insecticidas específicos. DIFICULTAD BAJA.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *