Cinta Naranja-Chlorophytum Orchidastrum Green Orange-Chlorophytum Orchidastrum Fire Flash

 

Chlorophytum Orchidastrum Green Orange o Fire Flash, es una planta perenne perteneciente a la familia Asparagaceae, es originaria de zonas tropicales y del sur de África. Es una planta perenne de crecimiento en roseta, mide entre treinta y cuarenta centímetros de altura y tiene dimensiones similares de diámetro. Se cultiva frecuentemente como planta de interior, por la belleza de sus hojas y su gran resistencia. Es pariente de la popular planta conocida cono «planta araña» o «cinta» (Chlorophytum Comosum), sus raíces son gruesas y carnosas, con zonas engrosadas similares a tubérculos, que acumulan reservas de agua. Se recomienda como planta purificadora del aire, cultivada como planta se interior.

 

 

Las hojas son alargadas y anchas, brillantes, se desarrollan a partir de un tallo corto central, forman una roseta amplia y redondeada abierta, crecen superpuestas entre si, de forma alterna. Las hojas son de color verde, puntiagudas, de bordes liso o ligeramente ondulados. Están dibujadas por una franja central de color anaranjado, especialmente en la base de la hoja, de tono mas intenso en la parte inferior de la nerviacion central y en el peciolo que la une con la roseta de hojas. Este contraste hace de esta variedad «Chlorophytum Orchidastrum Green Orange» (Chlorophytum Orchidastrum Verde-Naranja), una planta muy decorativa y original.

 

 

Florece en verano, las flores son pequeñas de color crema y poco atractivas, crecen reunidas en espigas florales verticales que se desarrollan en el centro de la planta. Las flores se trasforman en vainas triangulares de color verde amarillento, que cambian a color marrón cuando maduran, contienen pequeñas semillas de color negro.

 

 

Situación de sombra luminosa, o sombra parcial, alejada de los rayos directos del sol, en interior la colocaremos cerca de las ventanas, en un lugar muy luminoso pero a salvo del sol. En climas de temperaturas moderadas invernales puede cultivarse durante todo el año en exterior, en climas fríos es recomendable cultivar la planta en interior o al menos durante los meses fríos. Para su cultivo utilizaremos un sustrato suelto y esponjoso que drene perfectamente. Se recomienda su cultivo en macetas, para que nos sea mas fácil colocar las plantas en emplazamientos protegidos si hace frió. Abonaremos las plantas en primavera y verano, con abono liquido especial para plantas de hoja verde, un poco mas diluido de lo habitual.

 

 

Riegos regulares en primavera y verano, manteniendo el suelo ligeramente húmedo, evitar encharcar el sustrato para prevenir problemas de hongos y pudriciones. Distanciar los riegos en otoño e invierno. Las plantas adultas y bien enraizadas pueden soportar periodos de sequía ocasionales, sus raíces tuberosas acumulan reservas de agua. Si cultivamos las plantas en interior agradecen un poco de humedad ambiental, para ello, colocaremos la planta sobre un plato o cubre macetas con bolas de arcilla mojadas o pequeños áridos y un poco de agua, para que al evaporarse el agua proporcione humedad ambiental alrededor de la planta. Es imprescindible vigilar el nivel del agua, evitando que el agua quede en contacto con la base de la maceta.

 

 

 

No necesita podas especiales, solo cortaremos las inflorescencias secas y las hojas secas o estropeadas de la base de la roseta para mantener la planta saludable. Necesita temperaturas moderadas invernales, no soporta el frió ni las heladas, prefiere ser cultivadas en temperaturas de entre quince y veinticinco grados, aunque puede resistir temperaturas superiores a ocho grados si el sustrato se mantiene prácticamente seco. La temperatura ideal es de veintidós grados si la cultivamos como planta de interior.

 

 

Se reproduce fácilmente por semillas, cuando las vainas están maduras se abren y se extraen las diminutas semillas, se colocan sobre el sustrato y se cubren con una capa finísima de tierra, se mantiene el suelo ligeramente húmedo, en pocas semanas las semillas germinaran. La planta puede reproducirse por si misma, si se deja madurar la inflorescencia en la planta hasta que libere por si misma las semillas. Las plantas resultantes tardar aproximadamente cinco o seis meses en mostrarnos su coloración anaranjada característica.

 

 

 

Chlorophytum Orchidastrum Green Orange es una planta resistente a plagas y enfermedades. Sus principales enemigos son:

El frió intenso, que puede provocar la muerte de la planta.

La exposición directa soleada, que produce quemaduras en las hojas.

El exceso de riego y mal drenaje, que suelen provocar ataques de hongos, pudriciones y manchas en las hojas.

Y la sequedad ambiental, que da como resultado que las puntas de las hojas se sequen.

Si mantenemos las plantas en una situación de sombra luminosa con un sustrato drenante, riegos y humedad ambiental adecuada y emplazamiento cálido o de temperaturas moderadas, mantendremos las plantas saludables. DIFICULTAD BAJA.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *