Crinum Moorei

 

Crinum Moorei es una planta herbácea bulbosa, perteneciente a la familia Amaryllidaceae, es originaria de Sudáfrica. Su bulbo es ovalado y grande, similar al de las plantas de Amarilis, mide entre ocho y diez centímetros de diámetro. Las plantas miden entre sesenta y ochenta centímetros de altura. Las hojas son largas y planas, de crecimiento vertical y se inclinan hacia el suelo, son de color verde intenso brillante, mas anchas en la base y mas estrechas hacia el extremo, pueden llegar a medir noventa centímetros de longitud y alrededor de siete u ocho centímetros de anchura en su base. Las hojas suelen ser perennes en primavera y verano, pero pueden desaparecer si hace mucho calor o la planta sufre sequía. En invierno y en ocasiones despues de la floración, las hojas mueren.

 

 

Los tallos florales pueden estar compuestos de cinco a doce flores, formando una umbela, las flores son acampanadas y colgantes, de color blanco puro. En su habitad natural florece entre febrero y marzo, en cultivo puede florecer en otras épocas, dependiendo de las temperaturas y condiciones de cultivo. Las flores son muy bonitas y aromáticas

 

 

Situación de sombra parcial o sombra, agradece una situación sombreada, especialmente en las horas centrales y de primera hora de la tarde, si el clima es cálido. En sus lugares de origen se desarrolla en zonas boscosas, en situaciones protegidas del sol directo, que puede provocar quemaduras en las hojas y en las flores. Soporta incluso la sombra total. Es recomendable sembrar los bulbos al menos a diez centímetros de profundidad, y dejar una distancia entre plantas de unos cincuenta centímetros. Utilizaremos un sustrato suelto y poroso, bien drenado. Es conveniente enriquecer la tierra con un poco de abono natural, como humus de lombriz .

 

 

Riegos regulares y moderados, en primavera y verano con altas temperaturas, evitar encharcar el terreno para prevenir desperfectos en sus grandes bulbos, en época de sequía y si hace mucho calor, puede permanecer en reposo, y brotar de nuevo cuando se reanuden los riegos o se suavicen las temperaturas. Es recomendable retirar las hojas secas, para mantener la zona limpia. No le gustan las temperaturas invernales excesivamente bajas, estas deben ser superiores a diez o doce grados. Se reproducen por bulbos y por semillas, las semillas deben ser sembradas inmediatamente cuando están maduras, las plantas obtenidas por semillas pueden tardar unos cuantos años en florecer. Si plantamos bulbos grandes pueden florecer el primer año, pero si separamos pequeños bulbos que las plantas desarrollan a su alrededor, pueden tardar algunos años en dar flores, primero deben madurar. Aunque es una planta resistente a ataques de insectos y enfermedades, pueden ser atacada por babosas y caracoles, y también por orugas, que devoran las hojas rapidamente, es aconsejable utilizar insecticidas específicos en las plantas afectadas. DIFICULTAD MEDIA.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *