Azucena de Rio-Zephyranthes Candida

 

Zephyranthes Candida es una planta herbácea bulbosa perteneciente a la familia Amaryllidaceae, es originaria de Argentina y Uruguay, crece a los lados del Río de la Plata. Forma matas redondeadas y pequeñas que se desarrollan a partir de un bulbo subterráneo, sus hojas son muy delgadas y largas y miden entre quince y treinta centímetros de longitud. En climas de inviernos suaves sus hojas permanecen durante todo el año, en climas fríos pueden desaparecer para brotar de nuevo en primavera.

 

 

Florece en verano o principios de otoño, sus flores son muy bonitas de color blanco y están compuestas por seis pétalos ovales alargados terminados en punta, presentan finas lineas longitudinales, el centro de la flor es de color verdoso y los estambres amarillos. Las flores crecen en el extremo de un tallo largo y redondeado que se desarrolla desde la base de la planta, en cada tallo crece una única flor pero la planta da varias flores. Es muy parecida a Zephyranthes Carina de flores de color rosa violeta.

 

 

Zephyranthes Candida crece en una situación soleada o de sombra parcial, podemos cultivarla en macetas y jardineras para decorar terrazas o patios y directamente en el suelo del jardin, formando grupos muy decorativos. Los pequeños bulbos se siembran en primavera cuando las temperaturas empiezan a subir, se plantan a una profundidad de alrededor de diez centímetros con la parte mas delgada del bulbo hacia arriba manteniendo una distancia entre bulbos de cinco a diez centímetros. Necesitan un sustrato rico en nutrientes y bien drenado, si las cultivamos en el jardin es recomendable añadir arena y materia orgánica para asegurar el drenaje y enriquecer el suelo.

 

 

Riegos regulares y ligeros en primavera y especialmente en verano cuando se encuentra en floración, evitar empapar el sustrato y asegurarnos que el terreno drene perfectamente, las plantas de Zephyranthes Candida como la mayoría de plantas bulbosas son muy sensibles  al exceso de agua en el sustrato que puede ocasionar pudriciones. En otoño cuando la floración ha finalizado y las temperaturas empiezan a bajar hay que distanciar los riegos.

 

 

En climas de inviernos con temperaturas moderadas las hojas permanecen de color verde durante todo el año, pero en climas de inviernos fríos las hojas amarillean por lo que es recomendable cortarlas para mantener la zona limpia, en primavera con la subida de las temperaturas las hojas brotan de nuevo desde los bulbos.

 

 

En climas de temperaturas invernales moderadas podemos mantener los bulbos en su lugar habitual, en climas de inviernos con temperaturas muy frías es recomendable extraer los bulbos de la tierra y conservarlos limpios en un lugar oscuro y seco durante el ivierno, en primavera cuando el riesgo de heladas haya finalizado plantaremos de nuevo los bulbos en exterior incorporando un nuevo sustrato enriquecido.

 

 

Las plantas de Zephyranthes Candida se reproducen por división de plantas y por bulbos, sembraremos los bulbos a principios de primavera cuando el riesgo de heladas haya finalizado. Las plantas desarrollan pequeños bulbos a su alrededor, a finales de invierno extraeremos algunos bulbos para sembrarlos en otro lugar con sustrato nuevo y fértil. Los pequeños bulbos necesitan «engordar» acumular reservas de nutrientes, pueden tardar algunos años para llegar a florecer.

 

 

Son resistentes antes plagas de insectos, puede sufrir ataques de hongos y pudriciones en condiciones de excesiva humedad en el suelo de plantación debido a un mal drenaje o a un riego inadecuado. Las plantas bulbosas necesitan un sustrato permeable y un riego ligero para asegurar el buen estado de los bulbos. DIFICULTAD BAJA.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *