Ruda-Ruta Graveolens

 

Ruta Graveolens es una planta herbácea aromática, perteneciente a la familia Rutaceae, es originaria de la región mediterránea. Es una planta muy ramificada que puede alcanzar mas de sesenta centímetros de altura en floración. Se utiliza frecuentemente como planta medicinal y como condimento, aunque también se utiliza como ornamental por el colorido de sus hojas. Existen muchas variedades de Ruda, aunque Ruda Graveolens es la mas frecuente en jardinería, se le conoce también como «Ruda Hembra».

 

 

 

Es una planta muy ramificada de base leñosa, con numerosos tallos de crecimiento vertical y cilíndricos, de color verde. Las hojas son compuestas, de color verde grisáceo, o azulado, se desarrollan a lo largo de los tallos de forma opuesta, se unen a ellos por medio de peciolos redondeados y delgados, tienen un fuerte aroma, especialmente si se frotan, el olor que desprenden es desagradable para muchas personas.

 

img_20160924_192037230

 

 

 

Las inflorescencias se desarrollan de finales de primavera a principios de verano, están compuestas por pequeñas flores amarillas con cuatro o cinco pétalos, las flores se desarrollan en grupos, en el extremo de los tallos, atraen a insectos polinizadores, abejas o mariposas. Las flores se transforman en frutos en forma de capsula, que contienen pequeñas semillas de color negro.

 

 

 

 

Situación soleada o parcialmente soleada, aunque prefiere emplazamientos soleados. Suelo fértil, ligeramente arenoso y bien drenado, tolera suelos pobres y calcáreos. Puede cultivarse en macetas o directamente en el suelo del jardin, las plantas cultivadas en macetas suelen mantenerse en dimensiones menores. Aunque pueden tolerar suelos pobres, agradecen aplicaciones de  abono orgánico a finales de inverno o principios de primavera, para enriquecer la tierra de cultivo.

 

 

 

Riegos regulares y moderados, manteniendo la tierra ligeramente húmeda en ejemplares jóvenes, evitar encharcar la tierra de cultivo, dejar secar ligeramente el sustrato entre riegos, especialmente en ejemplares adultos, las plantas bien enraizadas admiten suelos secos. Son plantas muy sensibles a la excesiva humedad del suelo, por lo que debemos proporcionarles un drenaje perfecto.

 

 

 

Retirar a menudo los tallos y hojas secas, para mantener las plantas saludables y evitar la proliferación de plagas, las plantas adultas pueden podarse a diez o quince centímetros de la base de la planta, a finales de invierno, para favorecer el crecimiento de nuevos brotes, y conseguir plantas mas compactas, rejuveneciendo los ejemplares. Las plantas de Ruda Graveolens agradecen temperaturas invernales moderadas, no resisten las heladas, y el exceso de humedad invernal, puede debilitar seriamente los ejemplares. En climas fríos necesitan protección, sin embargo resisten muy bien las temperaturas altas estivales. Se reproducen por semillas, pero también se pueden obtener nuevas plantas, por medio de esquejes parcialmente maduros, durante el verano.

 

 

 

Son plantas resistentes, con riegos y condiciones de cultivo favorables. Sus principales enemigos son el riego y drenaje inadecuado, que pueden provocar ataques de hongos y pudriciones. Ocasionalmente en primavera o verano, pueden ser atacadas por mosca blanca o pulgones, especialmente en sus brotes, deberemos aplicar insecticidas específicos para controlarlos. Aunque se usa en la cocina, por que aporta un toque amargo ligeramente picante, se debe utilizar con moderacion, es una planta toxica. DIFICULTAD BAJA.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *