Galvecia Speciosa-Galvezia Speciosa

 

Galvecia Speciosa es una planta perenne perteneciente a la familia Plantaginaceae, antes estaba clasificada en la familia Scrophuriaeae, es una planta arbustiva originaria de las islas del canal de California y de la Isla Guadalupe, en México. Es un arbusto de rápido crecimiento, muy ramificado, puede alcanzar alrededor de un metro y medio de altura, pero se puede mantener en dimensiones menores mediante podas. Los ejemplares adultos desarrollan con el tiempo una base leñosa.

 

 

Los tallos crecen de forma vertical abierta, son de color verde en los tallos jóvenes y leñosos y de color marrón en los adultos. Las hojas son ovaladas y puntiagudas, prácticamente elípticas, perennes, de color verde brillante, presentan una fina vellosidad blanquecina. Las hojas se desarrollan en pares enfrentados a ambos lados de los tallos, están unidas a ellos por medio de peciolos cortos y redondeados.

 

 

Florece abundantemente de primavera a otoño, las flores son tubulares, en forma de trompeta, son de color rojo brillante, se desarrollan a lo largo de los extremos de los tallos en las axilas de las hojas, están unidas a ellos por medio de peciolos o pequeños tallos cilíndricos, de color verde rojizo, vellosos, las brácteas que las sujetan son de color verde rojizo, y también están cubiertas de una fina vellosidad blanquecina, al igual que la flor. El extremo de la flor es mas ancho y presenta dos labios, el labio superior parcialmente divido en dos y el inferior en tres, los labios están ligeramente curvados hacia la base de la flor. Las flores atraen a insectos polinizadores.

 

 

 

Situación soleada o parcialmente soleada, pero florece mejor a pleno sol. Se adapta a distintos tipos de suelo, aunque prefiere suelos bien drenados y sueltos, algo arenosos. Necesita un sustrato neutro o ligeramente alcalino. Es adecuada para cultivar en el jardin en climas de temperaturas moderadas invernales, también podemos cultivarlas en macetas grandes con buen drenaje. En climas de inviernos muy fríos, mantendremos las plantas en el invernadero o en el interior en un lugar fresco y luminoso durante el invierno, cuando suban las temperaturas las colocaremos de nuevo en exterior. Podemos fertilizar las plantas anualmente, a principios de primavera, con abono de liberación lenta para enriquecer el terreno. En sus lugares de origen crece en zonas rocosas o arenosas bien drenadas.

 

 

Riegos regulares en primavera y verano con temperaturas altas, especialmente en plantas jóvenes y recién trasplantadas, las plantas adultas bien enraizadas sobre el terreno necesitan menos riegos, y pueden resistir periodos breves de sequía, aunque florecen y se desarrollan mejor con riegos regulares. Riegos mas frecuentes en plantas cultivadas en macetas. Disminuir la frecuencia de riegos en otoño e invierno con la bajada de las temperaturas. Prefiere el suelo con una humedad media o ligeramente seco, evitar empapar el sustrato.

 

 

 

Es aconsejable cortar el extremo superior de los tallos demasiado largos, cortar por encima de algún brote para que el tallo ramifique, si es posible efectuaremos las podas cuando haya finalizado la floración. También podemos cortar los tallos a finales de invierno si ha hecho frió, para potenciar el nacimiento de nuevos brotes y eliminar tallos rotos, secos o estropeados. Es recomendable cultivar las plantas en climas de temperaturas invernales moderadas, puede soportar temperaturas mínimas de pocos grados bajo cero, de forma puntual y breve, si hace frió puede perder sus hojas, pero brotan de nuevo en primavera con la subida de las temperaturas. En invierno es recomendable acolchar el terreno con materia orgánica, como corteza de pino, para proteger las raíces del frió. Si hace mucho frió durante el invierno las cultivaremos como planta de interior, al menos durante el invierno.

 

 

Se reproduce por semillas y por esquejes, podemos utilizar los restos de poda sanos para obtener esquejes. Es una planta fácil de cultivar y de poco mantenimiento, no suele tener problemas con plagas de insectos o enfermedades en condiciones adecuadas de cultivo. Necesitan riegos regulares y moderados, y un excelente drenaje, para desarrollarse correctamente y evitar problemas con hongos y pudriciones. DIFICULTAD BAJA.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *