Abedul Negro Asiatico-Betula Dahurica

 

Betula Dahunica es un árbol perteneciente a la familia Betulaceae, es originario de Japón, China y Corea. Es un árbol caduco, de tamaño medio y copa amplia y redondeada, mide entre seis y veinte metros de altura, algunos ejemplares adultos alcanzan treinta metros de altura. En su habitad natural se desarrolla en bosques y zonas montañosas, en la naturaleza puede presentar uno o varios troncos, en un mismo ejemplar. Es una árbol que se híbrida fácilmente, por lo que existen muchas variedades.

 

Betula Dahurica «Okuboi».

 

Los troncos miden entre treinta y sesenta centímetros de diámetro, tienen la corteza oscura, de color negro, en ejemplares adultos el tronco muestra escamas delgadas y amplias, de color marrón grisáceo, similares a papel, que dejan al descubierto zonas de color marrón claro o amarillento. Se le conoce como Abedul «negro» por el color negro de su tronco y ramas. Las ramas jóvenes presentan tonos de color marrón rojizo. Su madera es densa y dura, de color amarillento, se utiliza para fabricar utensilios y muebles, para construir casas y como combustible.

 

 

 

Las hojas son ovaladas y puntiagudas, prácticamente elípticas, de color verde brillante, son mas claras en el envés y tienen los bordes dentados, presentan una nerviacion central hendida muy marcada y nerviaciones o venas secundarias menos pronunciadas. Las hojas se desarrollan sobre los tallos de forma alterna, y están unidos a ellos, por medio de peciolos delgados y cilíndricos, de color verde pálido. Las hojas adquieren tonos amarillo dorados en otoño.

 

 

Es un árbol monoico, tiene flores femeninas y masculinas en el mismo ejemplar, florece en primavera. Las inflorescencias femeninas en forma de amentos verticales, tienen flores minúsculas, de color verde. Los amentos o inflorescencias masculinas, son colgantes y grisáceas, un poco mas grandes que las femeninas. Las flores femeninas fecundadas se transforman en frutos colgantes de forma cilíndrica, fructifica a mediados o finales de verano, en su interior maduran numerosas semillas. Las semillas son aladas y pequeñas, maduran a finales de verano o principios de otoño. Generalmente se necesitan dos ejemplares distintos para conseguir semillas, el árbol no suele ser auto-fértil.

 

 

Situación soleada o parcialmente soleada, pero prefiere una situación bastante soleada. Se adapta a distintos tipos de suelos, incluso arenosos, siempre que se mantengan ligeramente húmedos, pero prefiere suelos fértiles y ácidos, bien drenados. Es recomendable acolchar el terreno de plantación, colocando una capa de materia orgánica como corteza de pino, para mantener la humedad del sustrato y las raíces frescas. Es adecuado para jardines privados grandes, parques y zonas publicas amplias, cultivado en solitario o en grupos, es perfecto para zonas de césped o para cultivar en zonas cercanas a riachuelos o estanques.

 

 

Riegos regulares, especialmente en ejemplares jóvenes y recién trasplantados, y en primavera y verano, con máximo desarrollo y temperaturas altas, necesitan que el suelo este fresco y húmedo. Los ejemplares adultos y bien enraizados toleran mejor periodos de sequía, al contar con un gran sistema radicular que les permite obtener agua y humedad de capas mas profundas de la tierra. Disminuir la frecuencia y cuantía de los riegos en otoño e invierno, el árbol entra en un periodo de reposo y la tierra tarda mas en secarse.

 

 

Podas de formación en ejemplares jóvenes, las plantas adultas necesitan poca poda, exceptuando podas de limpieza, eliminando tallos y ramas secas o rotas, y las mal orientadas. Efectuaremos las podas en invierno cuando el árbol se encuentra en reposo, si podamos en primavera, las heridas sangraran, debilitando el árbol y tardaran mas tiempo en cicatrizarse. Resiste temperaturas bajas invernales de alrededor de veinte grados bajo cero, se desarrolla perfectamente en climas fríos, pero en zonas templadas, los brotes pueden desarrollarse muy pronto en primavera y dañarse con las heladas tardías.

 

 

Se reproduce por semillas, es aconsejable sembrar las semillas en otoño, cuando maduran, en un emplazamiento soleado, también se pueden sembrar en primavera, cubriéndolas muy ligeramente. Proteja las macetas del frió intenso y trasplante las plantas en primavera cuando sean manejables (si el clima es muy frió, es recomendable esperar unos años para colocarlas en su lugar definitivo). Es sensible al «hongo de la miel», Armillaria, un tipo de hongo parásito de los arboles, que ocasiona grandes desperfectos. También pueden afectarle pulgones o minadores, los arboles afectados deben tratarse con insecticidas específicos. Si el terreno tiene el ph alto, puede necesitar quelatos de hierro, para prevenir o corregir la clorosis férrica o amarilleo de las hojas. DIFICULTAD MEDIA.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *