Gallardia-Gallardia Aristata

 

La Gallardia es una planta herbácea y perenne, de crecimiento compacto es originaria de Norteamérica. Sus hojas son estrechas y alargadas  de color verde oscuro o medio, de bordes irregulares. Cultivada en jardin mide alrededor de sesenta centímetros de altura, en macetas su altura es inferior.

 

 

Su floración es larga y abundante, empieza a florecer a finales de primavera y continua hasta el otoño, sus flores suelen tener varios colores en la misma flor, el color naranja, amarillo y rojo son muy frecuentes. Sus flores se parecen a las margaritas, miden entre ocho y diez centímetros de diámetro y están compuestas de muchos pétalos delgados, generalmente cada pétalo presenta varios colores o tonos. Las flores pueden ser simples o dobles.

 

 

Es una planta muy fácil de cuidar, podemos cultivarla en macetas o jardineras, en el jardin quedan muy bien creando masas de color y como bordura cultivada delante de plantas y arbustos de mayor altura. Es una planta adecuada para climas cálidos, resiste muy bien el calor. Es preferible trasplantar en primavera o en otoño, para incorporarla al jardin o terraza. Puede aguantar fríos moderados, pero es conveniente acolchar el terreno para proteger sus raíces.

 

 

Necesita una exposición soleada donde florecera abundantemente, podemos situarla en sombra parcial, pero florecera menos. El suelo de plantación debe tener un excelente drenaje, prefiere suelos arenosos o pedregosos, lo que le asegura un buen drenaje. Podemos añadir arena gruesa al suelo de plantación. Si las cultivamos en macetas podemos mezclar tierra especial para cactus al sustrato de plantación.

 

 

Hay que ir retirando las flores a medida que se sequen, así favoreceremos nuevas floraciones. Al inicio de primavera recortaremos los extremos de sus ramas, para que la planta ramifique y cree nuevos brotes, efectuaremos también una poda de limpieza eliminando las ramas secas y estropeadas.

 

 

Regar regularmente al inicio de la plantación, pero cuando hayan trascurrido unas semanas podremos distanciar los riegos. Por lo general no son plantas que necesiten mucha agua, y una vez establecidas pueden aguantar periodos de sequía, sobretodo las plantas bien enraizadas cultivadas en el jardin.

 

 

Se reproducen por semillas y por esquejes en primavera. Mantener los semilleros en un lugar iluminado y mantener la tierra húmeda. Los esquejes podemos situarlos a media sombra manteniendo el sustrato también húmedo. Estas plantas no suelen florecer hasta el final de verano o en otoño.

 

 

Pueden ser atacadas por pulgones en épocas de calor, deberemos aplicar en pulverizacion, insecticidas específicos al atardecer, suelen ser necesarias varias aplicaciones con intervalos de diez días para erradicarlos. También puede sufrir problemas de hongos como el oídio, que mancha sus hojas con un polvillo gris blanquecino. En este caso deberemos aplicar fungicidas para su control. DIFICULTAD BAJA.

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *