Cardo Azul-Eryngium Planum

 

Eryngium Planum es una planta herbácea perenne, perteneciente a la familia Apiaceae, es originaria del Este de Europa, Rusia y algunas zonas del suroeste y centro de Asia.  Es una planta perenne, de crecimiento redondeado compacto y muy ramificada especialmente en la parte superior, mide entre treinta y sesenta centímetros de altura y similares dimensiones de diámetro.

 

 

Los tallos de crecimiento erecto son de color azul grisáceo o plateado, las hojas basales son grandes y ovaladas de color verde y presentan peciolo, las hojas que se desarrollan en la parte media e inferior del tallo son mas pequeñas y carecen de peciolo, su base envuelve parcialmente el tallo. Los bordes de las hojas son dentados e irregulares, espinosos en las hojas superiores del tallo. Las hojas superiores del tallo son azuladas y presentan lóbulos espinosos.

 

 

 

Florece en verano y principios de otoño, las inflorescencias son redondeadas ligeramente cónicas, están formadas por muchas flores diminutas que se desarrollan formando una inflorescencia densa, las flores constan de cinco pétalos, cinco sépalos y cinco estambres. Las brácteas de la inflorescencia son alargadas de color azul y bordes espinosos irregulares. Las semillas maduran a finales de verano o principios de otoño. Las flores pueden cortarse y utilizarse en centros de flores o como flor seca, las flores son hermafroditas, atraen a mariposas, abejas y demás insectos polinizadores.

 

 

 

Situación soleada, resiste muy bien los rayos del sol (no puede crecer en situaciones sombrías), su coloración se acentúa en condiciones mas soleadas y calurosas. Prefiere un suelo pobre y seco bien drenado, se adapta a distintos ph de suelo próximos al neutro. No le gusta la humedad en el sustrato, por lo que los riegos deben ser muy limitados, el exceso de riego provoca problemas serios en las plantas. Las plantas adultas y bien enraizadas pueden soportar periodos de sequía. La tierra debe ser arenosa y rica en áridos que aseguren un perfecto drenaje. Resiste vientos fuertes pero no demasiado salinos.

 

 

 

Ideal para cultivar como ejemplar solitario lejos de zonas de paso para evitar dañarse con sus hojas espinosas, ideal en borduras si los caminos son amplios y poco transitados. Perfecta combinada con flores estivales en tonos amarillos o anaranjados. En zonas adecuadas puede llegar a naturalizarse, especialmente en suelos secos y calurosos. No le gustan los trasplantes una vez ya desarrolladas.

 

 

No necesita poda, pero podemos cortar las flores secas de verano para aumentar la floración, las ultimas flores de la temporada pueden dejarse en la planta durante el invierno. En climas mas fríos la parte aérea de la planta puede morir, cortaremos la vegetación seca y nuevos brotes se desarrollaran desde la raíz en primavera. Prefiere climas secos y poco lluviosos aunque puede tolerar zonas lluviosas siempre que el suelo sea especialmente permeable y no retenga el agua, sobretodo en invierno para evitar problemas de pudriciones.

 

 

Resiste muy bien las temperaturas altas que intensifican el color de sus flores. Se comporta como perenne en climas con temperaturas invernales positivas, en climas fríos puede morir por completo la parte aérea de la planta y brotar de nuevo desde la raíz en primavera (vivaz). Si las temperaturas son muy bajas y llueve frecuentemente pueden necesitar protección, o pueden cultivarse en macetas para colocarlas en invernaderos durante el invierno.

 

 

 

Se reproduce por semillas sembradas en el interior de invernaderos, en invierno, se trasplantan y se colocan en exterior en primavera con temperaturas de entre catorce y veinte grados. En climas adecuados puede auto-sembrarse por si misma. Cubrir muy poco las semillas para que puedan germinar. También podemos reproducirla por esquejes de raíz a principios de primavera cubriendo ligeramente los esquejes.

 

 

Es una planta muy fácil de cultivar de poco mantenimiento, resistente a ataques de insectos, aunque ocasionalmente pueden ser atacadas por caracoles y babosas o pulgones en primavera o verano. Su principal enemigo es el exceso de agua que puede provocar ataques de hongos y pudrición de las plantas. La tierra debe ser pobre, el abono puede estropear las plantas. DIFICULTAD BAJA.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *