Achillea Millefolium

 

Achillea Millefolium es una planta herbácea aromática y perenne, perteneciente a la familia Asteraceae y al genero Achillea, es originaria de zonas templadas de Asia y Europa. Es una planta muy ramificada que se desarrolla a partir de rizomas subterráneos, miden entre cincuenta y setenta centímetros de altura, actualmente se cultiva frecuentemente como planta ornamental.

 

 

 

Los tallos de crecimiento vertical disponen de hojas de forma alterna. Las hojas son alargadas y muy lobuladas son de color verde grisáceo o plateado dependiendo de la variedad, son aromáticas y están cubiertas por una fin vellosidad.

 

 

 

Florece en verano, sus pequeñas flores aparecen reunidas en cabezas terminales, pueden ser de color blanco, amarillo, rosa, salmón, rojo o naranja, en distintos tonos. Florece abundantemente, sus flores son duraderas, es una planta de larga floración. Es una planta perenne, pero de corta vida, debe reponerse al cabo de unos años, ya que se va debilitando.

 

 

 

 

Prefiere una situación soleada o al menos de cuatro o cinco horas diarias de sol, para florecer y crecer correctamente. Utilizaremos un sustrato rico en nutrientes que contenga arena gruesa para asegurar un buen drenaje, prefiere una situación soleada y seca del jardin.

 

 

 

Son adecuadas para cultivar detrás de plantas de floración estival de baja altura, quedan muy bonitas combinadas con otras plantas de flor. Hay que regar regularmente las plantas en época de crecimiento en primavera y especialmente en verano con temperaturas altas, durante el otoño y el invierno hay que ir distanciando los riegos.

 

 

 

 

Las flores una vez secas, aunque tengan buen aspecto, es mejor cortarlas desde la base de su tallo, de este modo incrementaremos las floraciones. Durante el invierno pierde parte de su parte aérea dependiendo de la temperatura del lugar donde la cultivemos.

 

 

 

Si queremos conservar la planta durante mas años, hay que dividirla cada dos o tres años, para rejuvenecerla, si no la dividimos tendremos que plantar una nueva planta ya que al cabo de unos años la planta se agota. Es una planta muy resistente a plagas y enfermedades.

 

 

 

Podemos reproducirla por semillas o por división de mata. Es una planta muy resistente de bajo mantenimiento, adecuada para cultivar en climas con inviernos moderados. En climas con inviernos muy fríos es mejor cultivarla como planta anual o proporcionarle protección durante el invierno. GRADO DE DIFICULTAD MUY BAJO.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *