Epiphyllum Oxypetalum

 

Epiñhyllum Oxypetalum es una planta epifita perenne, perteneciente a la familia Cacteaceae y al genero Epiphyllum, es originaria de México y Guatemala. En su habitad natural se desarrolla de forma epifita, anclándose con sus raíces aéreas, sobre las ramas de los arboles o en las grietas de las rocas, donde se acumula materia orgánica arrastrada por el viento o por la lluvia, vive en zonas boscosas de climas tropicales húmedos. Puede llegar a medir algunos metros en condiciones favorables.

 

 

Es una planta crasa frecuentemente colgante, con tallos largos, anchos y carnosos, planos, de color verde y bordes ondulados. Los tallos no tienen hojas ni son espinosos, crecen de forma erecta o colgante, a lo largo de los tallos adultos se forman tallos mas pequeños. Es muy apreciada como planta ornamental, especialmente por la belleza de sus flores, actualmente existen muchos híbridos con flores en colores diversos.

 

 

Florece de mediados de primavera a mediados de verano, las flores son muy atractivas, son grandes y están compuestas por muchos pétalos ovalados, de extremos puntiagudos que se desarrollan unos sobre otros, formando flores de hasta veinte o veinticinco centímetros de diámetro. Son de color blanco y perfumadas, son muy bellas pero efímeras, en ocasiones solo duran veinticuatro horas. En sus países de origen, las flores fecundadas forman un fruto de color rojizo, en cultivo no suelen desarrollarlo, porque necesitan ser fecundada por el polen de otra planta.

 

 

 

En cultivo, imitaremos sus condiciones naturales, proporcionándoles una situación parcialmente soleada, protegida de los rayos directos del sol. Las plantas viven de forma natural, sobre materia orgánica acumulada en las ramas o entre las rocas, en cultivo les proporcionaremos un sustrato suelto y poroso, rico en materia orgánica y pequeños áridos, que le proporcionen un drenaje perfecto. Si es posible, las cultivaremos en exterior, en un emplazamiento protegido del viento fuerte. Si el clima es frió, la cultivaremos como planta de interior, o en el invernadero, al menos durante los meses mas fríos. Necesita temperaturas de entre ocho y diez grados invernales para florecer correctamente y oscuridad por la noche.

 

 

Riegos regulares en primavera y verano, mantener la tierra ligeramente húmeda, dejando secar la capa superior del sustrato entre riegos. Debemos evitar el encharcamiento, los gruesos tallos son muy sensibles al exceso de humedad en el sustrato, que puede provocar pudrición de tallos y raíces. En otoño e invierno distanciaremos los riegos, a medida que bajen las temperaturas.

 

 

Generalmente no necesitan poda, solo eliminaremos tallos secos o estropeados y las inflorescencias secas. Temperaturas mínimas invernales de ocho o diez grados, no soporta el frió y mucho menos las heladas, puede tolerar temperaturas inferiores esporádicas y breves, si se mantienen prácticamente secas. Prefiere temperaturas de alrededor de veinte grados en verano, aunque puede soportar temperaturas mas altas si están bien hidratadas y se pulverizan frecuentemente, manteniendo alta la humedad ambiental.

 

 

Epiphyllum Oxypetalum se multiplica por esquejes, se obtienen porciones de tallo de entre diez y veinte centímetros de longitud, antes de introducirlos en tierra, debemos dejar que cicatricen las heridas del esqueje, para evitar que los tallos se pudran. Se colocan en un sustrato fértil y arenoso, en un emplazamiento parcialmente sombreado, se introduce en tierra, al menos una tercera parte de la longitud del esqueje y se mantiene en posición vertical, por medio de pequeños tutores o cañas. Es necesario mantener el sustrato ligeramente húmedo. Las plantas son resistentes a ataques de insectos y enfermedades, uno de sus principales enemigos es el exceso de riego y mal drenaje del sustrato, que ocasionan pudrición de tallos y raíces. DIFICULTAD MEDIA.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *