Arbol Paraguas-Schefflera Arboricola

 

Schefflera Arboricola es un arbusto o árbol de hoja perenne originaria de Taiwan en China. Podemos encontrarla en forma arbustiva o como arboles, alcanza alturas de tres a cinco metros. Es una planta de crecimiento muy ramificado y compacto. Sus tallos son gruesos y redondeados de crecimiento erecto. Las plantas adultas desarrollan raíces aéreas que cuando llegan al suelo ayudan a anclar el ejemplar y a administrarle nutrientes. Hay ejemplares con hojas totalmente verdes, otras variegatas con hojas de color verde y crema o verde y blanco. Todas las variedades son muy decorativas, muy populares cultivadas como planta de interior.

 

IMG_0875

 

 

Las hojas pueden ser de color verde oscuro, verdes en distintos tonos o verdes dibujadas de crema o blanco, son palmeadas compuestas por siete o nueve folíolos de forma ovalada. Crecen de forma casi horizontal en relación al peciolo o largo tallo que les une a la planta. Son brillantes y lisas de bordes enteros, con envés mas claro y mate. En ejemplares adultos los «folíolos» o partes en que esta compuesta la hoja, pueden ser grandes de hasta veinte centímetros de longitud y diez centímetros de anchura, pero generalmente en plantas cultivadas, suelen ser de menor tamaño. Los folíolos están divididos por una nerviacion central longitudinal.

 

 

img_20161006_182333233

 

Florece de medidos de verano a principios de otoño, las flores de color amarillo verdoso crecen reunidas en inflorescencias erectas de quince a veinte centímetros de longitud. El tallo de la inflorescencia se divide en diferentes umbelas que constan de un numero variable de flores. Las flores tienen cinco pequeños pétalos y cinco estambres que sobresalen. En interior no suelen florecer, pero cultivadas en exterior si suelen hacerlo.

 

 

Las flores son hermafroditas, no son muy llamativas, pero sus frutos son mas visibles y decorativos. Los frutos son redondeados algo alargados, son de color naranja rojizo o violeta. Es una planta muy decorativa aun sin flores o frutos principalmente por la belleza de sus hojas.

 

 

Cuando termina la floración empiezan a formarse los frutos, maduran en otoño o principios de invierno dependiendo del clima donde la cultivemos. Los frutos son redondeados algo alargados, son de color naranja, rojizo o violeta, contienen cinco semillas. Al igual que las flores, los frutos se muestran reunidos en racimos que con el peso se curvan hacia el suelo. Los pájaros ingieren los frutos y diseminan las semillas.

 

 

Puede adaptarse a una situación totalmente soleada, de sombra parcial o sombra luminosa, es una planta muy versátil. Los ejemplares recién adquiridos han de habituarse de modo paulatino a una situación lumínica diferente de la que que están acostumbrados. Si la compramos en un centro de jardinería cultivada como planta de interior, es recomendable colocar primero la planta a la sombra y ir cambiando la maceta poco a poco de lugar, hasta que se habitue a un posición mas soleada. Acostumbrar a la planta en primavera no en pleno verano, ya que sus hojas se quemarían.

 

 

 

Si queremos cultivarlas en un emplazamiento mas sombreado la adaptación es mas rápida. Prefiere un sustrato suelto, rico en turba, es esencial un buen drenaje. Colocaremos áridos, bolas de arcilla o piedras volcánicas en el hueco de plantación o en el fondo de la maceta, para que el agua no quede estancada y fluya libremente. El mal drenaje le es muy perjudicial provocando la proliferación de plagas y pudriciones.

 

 

Si la cultivamos en macetas es necesario trasplantar a una maceta algo mayor cada dos o tres años incorporando un nuevo sustrato rico en nutrientes. Al final de invierno o principios de primavera incorporaremos una pequeña cantidad de gránulos de liberación lenta en los bordes exteriores de la maceta evitando tocar el tronco. Durante la primavera pueden ser necesarias aplicaciones mensuales de un abono mineral completo especial para plantas verde disuelto en el agua de riego.

 

 

img_20160920_171509640

 

A la Schefflera le gusta la humedad, especialmente sobre las hojas, mantendremos el sustrato ligeramente húmedo. Riegos regulares y moderados, con poca cantidad de agua, durante la primavera y el verano con temperaturas altas. Las plantas cultivadas en exterior agradecen que mojemos sus hojas, con alta temperaturas. En otoño e invierno disminuiremos los riegos y evitaremos mojar el follaje. Los ejemplares cultivados en interior durante el verano necesitan pulverizaciones frecuentes, para incrementar la humedad ambiental podemos colocar las macetas sobre platos o cubre macetas con bolas de arcilla o áridos y agua, para que esta, al evaporarse proporcione mas humedad alrededor de la planta.

 

 

 

Podemos cultivar las Scheffleras en exterior durante todo el año, si las temperaturas invernales son moderadas y libres de heladas. Si el clima es frió es recomendable cultivar en interior al menos durante el invierno, o colocar las plantas en un invernadero. Siempre podemos traspasar la maceta a un porche o bajo un voladizo, en caso de duda, si el clima es moderado pero se avecina una bajada de temperaturas, y si el clima es excesivamente lluvioso, para que no se encharque el sustrato. Es muy popular como planta de interior permanente debido a su rusticidad y facilidad de cultivo.

 

 

 

Si no podamos las plantas, crecen mucho en altura y se vuelven demasiado alargadas y despobladas de la zona inferior del tronco. Es aconsejable podar el extremo de los tallos para que ramifiquen y conseguir de este modo ejemplares mas redondeados, compactos y atractivos. Si es necesario cortar un tronco grueso, es recomendable colocar pasta cicatrizante para que no penetren hongos por la herida, esta pasta suele tener un componente anti fungicida en su formulación. En tallos delgados no es necesario aplicar la pasta cicatrizante. Efectuaremos las podas en primavera o verano con temperaturas cálidas, evitando días nublados o lluviosos para que las heridas cicatrizen mejor.

 

img_20161006_182344361

 

img_20160925_100625784

 

Se reproduce por esquejes o por semillas en primavera, podemos utilizar los restos de poda para obtener esquejes. Retiraremos las hojas inferiores de los esquejes obtenidos de tallos terminales, los colocaremos en macetas individuales con un sustrato suelto y rico en nutrientes. Mantendremos el sustrato ligeramente húmedo y colocaemos las macetas en un emplazamiento a la sombra.

 

img_20161006_182340203

 

img_20160924_185752617

 

Es una planta muy resistente ante las plagas y enfermedades típicas del jardin o la terraza. En condiciones cálidas de humedad pueden verse atacadas por cochinillas en forma de lapas de color marrón, que se acumulan en el envés de las hojas y en parte de sus tallos. Es necesario tratar las zonas afectadas con un insecticida anticochinillas especifico, suelen ser necesarias varias aplicaciones en pulverización con un intervalo de diez o quince días. Si no tratamos las cochinillas rapidamente, estas provocan que las hojas se vean afectadas por un polvo negro, el hongo negrilla, que junto a las cochinillas causan grandes daños en las hojas y la planta. Para eliminar la negrilla aplicaremos fungicida cobre en disolución, la planta adquirirá una coloración azulada, al cabo de unos meses desaparecerá.

 

img_20160924_165011159

 

El exceso de agua es otro de sus principales enemigos, es muy importante que el terreno disponga de un buen drenaje y que reguemos las plantas con moderacion evitando encharcar el sustrato. No soporta el frió intenso ni las heladas que destruyen las plantas. DIFICULTAD BAJA.

 

 

2 comentarios sobre “Arbol Paraguas-Schefflera Arboricola

  • el 8 septiembre, 2019 a las 11:05 am
    Permalink

    En realidad me gustaría hacer una pregunta: son peligrosos estos frutos para los perros?

    Respuesta
    • el 10 septiembre, 2019 a las 1:34 pm
      Permalink

      Parece ser que no solo sus frutos son tóxicos para gatos y perros, si no la planta en general que contiene sustancias toxicas si se consumen.

      Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *