Morera Negra-Morus Nigra

 

Morus Nigra es un árbol caduco perteneciente a la familia Moraceae, es originario del Suroeste de Asia. Es un árbol de poca altura, de copa redondeada, irregular y densa y crecimiento rápido. Suele medir entre seis y ocho metros de altura, y entre seis y diez de anchura, pero puede llegar a extenderse mas a lo ancho, tiende a desarrollar ramas bajas muy largas, que en ocasiones necesitan sujeción para no romperse. Se cultiva como árbol ornamental y frutal, por sus frutos dulces comestibles.

 

 

 

Es un árbol muy ramificado, generalmente cerca de la base desarrolla ramas gruesas y largas, retorcidas, de corteza rugosa de color marrón-grisáceo oscuro. Los tallos jóvenes son delgados y largos, de color marrón-grisáceo y verdosos. Las hojas son caducas, miden entre siete y quince centímetros de longitud, son de color verde, ovaladas y acorazonadas, tienen las nerviaciones marcadas de color verde pálido y los bordes dentados. Las hojas crecen de forma alterna sobre los tallos, están unidas a ellos por medio de peciolos delgados y cilíndricos de color verde.

 

 

 

Florece en primavera, es un árbol monoico, tiene flores femeninas y masculinas en el mismo pie, por lo que puede generar frutos por si mismo. Las flores femeninas de color verde y blanco, se desarrollan en grupos ovalados y las flores masculinas, en amentos cilíndricos colgantes de color verde amarillento. Las flores femeninas fecundadas dan lugar a frutos ovalados (moras) compuestos de estructuras pequeñas y globosas, de color verde al principios y cambian a color rojizo y negro a medida que maduran. Los frutos o Moras son dulces, pueden consumirse frescos o utilizarse para fabricar mermeladas o confituras, son ricos en vitamina C.

 

 

Situación soleada o parcialmente soleada, aunque prefiere pleno sol o pocas horas de sombra. Suelo fértil y profundo, ligeramente húmedo y bien drenado. Es adecuado para cultivar en jardines amplios, necesita mucho espacio para desarrollarse adecuadamente. Es un árbol muy resistente y tolera exposiciones ventosas. No solo se utiliza por sus frutos (moras), si no también con fines ornamentales. Aplicar materia orgánica a principios de primavera para enriquecer el suelo.

 

 

 

Riegos regulares en primavera y verano, en arboles jóvenes y recién trasplantados, distanciar los riegos en arboles adultos y bien enraizados. Pueden tolerar periodos de sequía, aunque se desarrollan mejor con riegos abundantes, regar de vez en cuando, durante el verano. Distanciar los riegos en otoño e invierno, a medida que bajen las temperaturas y el árbol pierde sus hojas. El árbol entra en un periodo de reposo vegetativo en otoño, hasta la subida de las temperaturas primaverales.

 

 

Efectuaremos las podas en invierno, cuando el árbol esta inactivo y haya perdido todas las hojas. Podas de formación en ejemplares jóvenes, para conseguir una estructura fuerte y bien formada. Anualmente en invierno cortaremos los tallos secos, rotos o cruzados y los que sobresalgan demasiado y afeen la forma del árbol. Al tratarse de un árbol de hoja caduca que entra en reposo vegetativo durante el invierno, resiste temperaturas bajas invernales, de hasta diez grados bajo cero. Puede cultivarse en climas de temperaturas altas estivales, tolera bien el calor, pero no la humedad, recomendado para cultivar en climas cálidos y secos, no le gustan los climas de temperaturas tropicales húmedas.

 

 

Se reproduce por semillas y por estacas, las semillas necesitan pasar por un periodo de frió o estratificación, para germinar correctamente. Las estacas o esquejes de madera madura, las obtendremos a principios de primavera o finales de otoño, cortaremos esquejes de entre treinta y cinco y cincuenta centímetros de largo, e introduciremos en tierra al menos una tercera parte del esqueje, tratándolos previamente con hormonas de enraizamiento. Mantenerlos en macetas durante dos o tres años antes de sembrarlos en su emplazamiento definitivo.

 

 

 

Es un árbol muy fácil de cultivar y de muy poco mantenimiento. No suele tener problemas con plagas de insectos o enfermedades, ocasionalmente pueden afectarle bacterias que provocan manchas en sus hojas, es recomendable tratar las hojas previamente y cortar las zonas afectadas y eliminarlas. DIFICULTAD BAJA.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *