Girasol Enano-Zinnia Rastrera Mexicana-Sanvitalia

 

Savitalia es una pequeña planta anual perteneciente a la familia Asteraceae, es originaria de México y Centroamérica. En su habitad natural se desarrolla en lugares rocosos y zonas secas elevadas. Se conoce comúnmente como «Girasol Enano» o «Zinnia Rastrera Mexicana» por el colorido y forma de sus flores. Forma matas compactas y redondeadas de veinte a treinta y cinco centímetros de altura. Actualmente existen diferentes variedades con hojas y flores de distintos tamaños muy ornamentales, casi todas tiene flores amarillas en distintos tonos y algunas en de color naranja.

 

 

Es una planta muy ramificada desde su base, tiene numerosos tallos delgados de crecimiento vertical que miden entre diez y treinta centímetros de longitud. Sus hojas son pequeñas y alargadas de color verde, crecen de forma alterna sobre los tallos, están unidas a ellos por medio de peciolos cortos, terminan en punta. Presentan una nerviación central longitudinal marcada, los bordes de las hojas pueden presentarse finamente dentadas, irregulares o lisas. Las hojas miden entre uno y tres centímetros de longitud, en algunas variedades pueden llegar a medir cerca de cinco centímetros.

 

 

Sanvitalia puede florecer desde primavera hasta mediados de otoño, pero frecuentemente empieza a florecer a finales de primavera, su floración es numerosa y duradera. Las flores son redondeadas parecidas a pequeñas margaritas, sus pétalos son alargados de color amarillo o naranja, presentan una fina bifurcación en el extremo, el disco central de la flor es amarillo. Sanvitalia es una planta muy resistente y fácil de cultivar, el colorido de sus flores aporta luminosidad al jardin. Situación soleada, admite exposiciones parcialmente soleadas pero florecera menos, en un emplazamiento demasiado sombreado no se desarrollara correctamente.

 

 

Santivalia se cultiva en el suelo del jardin o en macetas y jardineras. Si las sembramos en el jardin las colocaremos cerca de los bordes de los caminos o de los macizos de flores por su crecimiento rastrero, en macetas o jardineras las colocaremos cerca de los bordes. Podemos sembrarlas en grupos formando macizos o combinadas con otras plantas. Utilizaremos un sustrato suelto y rico en nutrientes que drene perfectamente, si las sembramos en el jardin las colocaremos cerca de los bordes de los caminos o de los macizos de flores por su crecimiento rastrero. Prepararemos previamente el terreno antes de la siembra incorporando materia orgánica y arena para enriquecer y asegurar un buen drenaje del suelo. Si la tierra es arenosa bastara con incorporar un poco de materia orgánica o humus para enriquecerlo. En macetas colocaremos una capa de pequeños áridos en su base para asegurar la salida del exceso de agua de riego. Abonaremos regularmente con abono liquido mineral especial para plantas de flor.

 

 

Riegos regulares en primavera y verano especialmente con altas temperaturas, mantener la tierra ligeramente húmeda pero evitar empaparla y que el agua quede encharcada, las plantas de Santivalia son muy sensibles al exceso de agua en el sustrato que perjudica notablemente a las plantas. Si cultivamos las plantas en macetas evitaremos colocar platos a sus pies para evitar la acumulación de agua. Si hace mucho calor necesita riegos muy frecuentes especialmente en plantas cultivadas en macetas, pueden ser necesarios incluso varios riegos diarios. Efectuaremos los riegos a primeras horas de la mañana o a ultimas de la tarde. Es aconsejable cortar las hojas y tallos secos y estropeados y eliminar las flores secas desde su base para mantener la planta saludable, cuando la floración vaya disminuyendo recortaremos el extremo de sus tallos para que la planta emita nuevos tallos florales. Santivalia es una planta de una sola temporada, cuando fructifica, generalmente en octubre, termina su ciclo vital y la planta se estropea y muere.

 

 

Se reproducen por semillas a finales de invierno o principios de primavera, para obtener plantas de floración temprana podemos sembrar las semillas en febrero en interior o en invernaderos para colocarlas en exterior en primavera cuando las temperaturas empiecen a subir y el riesgo de heladas haya finalizado. Podemos recoger las semillas de las flores marchitas, necesitan temperaturas de alrededor de dieciocho grados para germinar, lo que hacen entre ocho y quince días posteriores a su siembra. Es una planta resistente ante plagas de insectos, los caracoles y babosas se sienten atraídos por ellas causando desperfectos en las hojas. Su principal enemigo es el exceso de agua y mal drenaje del sustrato que ocasiona ataques de hongos y pudriciones. DIFICULTAD BAJA.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *