Flor de Plata-Planta de las Monedas-Monedas de Papa-Monedas de Judas-Lunaria Annua

 

Lunaria Annua es una planta herbácea, anual, bienal o vivaz, perteneciente a la familia Brassicaceae, es originaria del sur de Europa. Es una planta de crecimiento erecto abierto, mide entre cincuenta y sesenta centímetros de altura, aunque algunas variedades pueden alcanzar el metro y medio, y alrededor de treinta centímetros de diámetro. Actualmente existen distintas variedades como Lunaria Annua Albiflora de flores blancas y Lunaria Annua Albiflora Variegata, de flores blancas y hojas verdes con margenes de color blanco cremoso.

 

 

 

Es una planta de crecimiento vertical abierto, los tallos son redondeados de color verde claro, en la mayoría de variedades, están cubiertos por una fina vellosidad. Las hojas de color verde intenso o claro, son triangulares y puntiagudas, mas acorazonadas y grandes en la base de la planta. Las hojas tienen los bordes dentados y numerosas nerviaciones hendidas que les dan un aspecto rugoso, crecen de forma alterna sobre los tallos y en pares enfrentados.

 

 

Lunaria Annua florece de mediados de primavera a principios de verano. Las flores pueden ser rosadas, violetas o blancas, dependiendo de la variedad, son pequeñas, ligeramente aromáticas y tienen cuatro pétalos pequeños y ovalados, crecen reunidas en inflorescencias ramificadas, en el extremo de los tallos, atraen a las abejas y a las mariposas.

 

 

 

Las flores fecundadas, dan lugar a frutos planos y muy delgados, redondeados y algo ovalados, de color verde en verano, pero cambian de color, trasformándose en frutos blanquecinos, plateados y nacarados traslucidos, en otoño. Los frutos son muy decorativos, están compuestos de dos laminas ovales muy delgadas, en su interior maduran las semillas. Las varas florales secas, con frutos en forma de monedas de plata nacaradas, se pueden cortar y ser utilizadas como flor seca, para confeccionar arreglos florales, son muy duraderas.

 

 

 

Situación soleada, parcialmente soleada o de sombra luminosa, en lugares de altas temperaturas prefiere un emplazamiento parcialmente soleado, suelo fresco y suelto, rico en nutrientes y bien drenado. Sembraremos las plantas en primavera, en macetas o en el suelo del jardin, manteniendo una separación entre plantas de al menos treinta centímetros. Quedan perfectas cultivadas en grupo y en jardines silvestres. Las plantas de Lunaria Annua se pueden comportar como anual, bianual o vivaz, cuando se comportan como bianual, florecen durante el segundo año de cultivo.

 

 

 

Riegos regulares especialmente en ejemplares recién trasplantados, distanciaremos los riegos en plantas bien enraizadas, especialmente si se cultivan en situaciones parcialmente soleadas o de sombra, y directamente en el suelo del jardin. Es recomendable mantener el sustrato ligeramente húmedo, evitando empapar la tierra, dejar que el suelo se seque un poco antes de volver a regar.

 

 

 

Cortaremos las inflorescencias de frutos maduros, para obtener semillas o para colocarlas en un jarrón ( son muy decorativas). Cuando las semillas han madura la planta se marchita, es recomendable cortar todos los tallos a nivel del suelo, para mantener la zona limpia y prevenir plagas de insectos y enfermedades. Frecuentemente la planta se auto-siembra por si misma, por lo que aparecerán nuevos ejemplares la próxima primavera. Algunas veces los ejemplares se comportan como vivaces, brotando de nuevo en primavera desde la base de la planta. Aunque las plantas pueden resistir algunos grados bajo cero, es recomendable cultivarlas en zonas de temperaturas invernales moderadas, especialmente si se comporta como bianual. En climas de temperaturas altas prefiere una situación de sombra parcial.

 

 

Se reproduce por semillas, las semillas se siembran a finales de invierno o principios de primavera, cuando el riesgo de heladas haya finalizado. Las semillas se colocan en un sustrato suelto y esponjoso y se mantiene la tierra ligeramente húmeda para que germinen. Lunaria Annua se auto-siembra por si misma, si no se retiran los frutos, cuando están maduros, las dos finas capas que lo forman se abren, liberando las semillas, estas germinan cuando encuentran condiciones favorables.

 

 

Lunaria Annua es una planta muy fácil de cultivar y de poco mantenimiento, no suele tener grandes problemas con plagas de insectos o enfermedades, sin embargo, es imprescindible vigilar posibles ataques de caracoles y babosas, que en poco tiempo causan grandes desperfectos en las plantas. DIFICULTAD MUY BAJA.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *