Malva del Cabo-Anisodontea Capensis-Malvastrum Capense

 

La Anisodontea es una planta arbustiva, semileñosa, de fácil cultivo, es originaria de Sudáfrica, es una planta muy ramificada de crecimiento erecto, puede alcanzar de un a un metro y medio de altura. Sus tallos son finos y sus hojas son lobuladas de color verde oscuro y bordes dentados. Se la conoce como Malva del Cabo o Malva Imperial.

 

 

Florece en primavera, su floración es larga y abundante, desde mediados de primavera hasta finales de verano, en climas cálidos puede florecer hasta mediados de otoño. Sus flores no son muy grandes, pero son muy bonitas y decorativas son de color rosa, o rosa violáceo, el centro de la flor y la nerviación de sus pétalos son de color rosa mas intenso. Desprenden un suave aroma.

 

 

Prefiere una ubicación soleada, donde florecera abundantemente, pero en climas calurosos, durante el verano admite situaciones de sombra parcial. Prefiere sustratos de calidad en los que crecerá adecuadamente, aunque prospera en terrenos pobres.

 

 

Los ejemplares recién trasplantados necesitan riegos frecuentes, sobretodo los ejemplados cultivados en maceta y durante la primavera y el verano con temperaturas altas. Hay que regar frecuentemente procurando mantener el sustrato húmedo, pero evitando encharcamientos.

 

 

Los ejemplares ya establecidos pueden aguantar periodos de sequía sobretodo los cultivados directamente en el suelo del jardin. Las plantas en plena floración necesitan riegos mas frecuentes. Ir distanciando los riegos a medida que las temperaturas bajen. En época de crecimiento y floración, durante la primavera y el verano es aconsejable abonar una o dos veces al mes.

 

 

Es una planta ideal para cultivar en climas con inviernos moderados, aguanta algo el frió, pero no el frió intenso ni las heladas, si la cultivamos en climas con inviernos muy fríos, habrá que proteger las plantas en invernaderos o en interior lejos de fuente de calefacción.

 

 

Podemos cultivarla en grandes macetas para decorar patios y terrazas durante la primavera y el verano, también podemos sembrarla directamente en el suelo del jardin, en climas con inviernos de temperaturas moderadas. Queda muy bien como ejemplar aislada, y en macizos de flor. Admite su cultivo cerca de la costa.

 

 

Las plantas adultas ya establecidas aguantan temperaturas altas con poco riego, son muy resistentes a la sequía. Siempre las plantas jóvenes y recién trasplantadas necesitan riegos mas frecuentes. Asegurar que el agua de riego no quede estancada ya que es nefasto para esta planta.

 

 

Para asegurarnos un correcto drenaje podemos añadir al hueco de plantación o a la base de la maceta, si lo cultivamos en contenedores, una capa de bolas de arcilla, grava o pequeñas piedras, para asegurar que el exceso de agua salga correctamente. Si la tierra es arcillosa podemos añadir materia orgánica y arena gruesa para regenerarla.

 

 

No es necesario podar, pero si aconsejable. Para mantener un aspecto compacto y redondeado es buena idea recortar los extremos de las ramas, así conseguiremos el nacimiento de nuevos brotes y plantas más redondeadas.

 

 

 

Es una planta muy resistente y fácil de cultivar, no suele ser sensible a plagas ni enfermedades, la retención de agua o excesiva humedad en la tierra de cultivo es su peor enemigo, puede ocasionarle ataques fúngicos como roya y pudriciones. Habra que disminuir los riegos y aplicar fungicidas para su recuperación.

 

 

Se reproduce en primavera, cuando las temperaturas empiezan a subir, podemos aprovechar los restos de podas para conseguir esquejes para su propagación. Mantendremos los esquejes en sombra parcial, los plantaremos en macetas con sustrato que contenga turba y arena gruesa para facilitar el drenaje. Si utilizamos hormonas de enraizamiento facilitaremos el éxito. GRADO DE DIFICULTAD BAJO.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *