Euryops Virginius

 

Planta perenne arbustiva originaria del sur de África. Es una planta compacta de crecimiento redondeado muy ramificada. Sus tallos son finos, cilíndricos y largos en su habitad natural pueden alcanzar metro y medio de altura, aunque en cultivo suelen medir entre cincuenta centímetros y un metro. Son numerosos crecen de forma vertical, los ejemplares adultos presentan tallos despoblados en la base. Es una planta ancha que necesita espacio para desarrollarse correctamente.

 

 

 

Sus hojas son perennes, muy pequeñas de color verde brillante, son compuestas por minúsculos lóbulos, presentan de tres a siete segmentos en forma de diminuta palma o mano. Las plantas jóvenes tiene sus tallos recubiertos totalmente por hojas, que crecen de forma opuesta, con la edad la parte inferior de la planta no presenta hojas y si unas pequeñas cicatrices, ásperas al tacto, donde se encontraban las hojas.

 

 

 

Es una planta fácil de cultivar, adecuada para jardines silvestres de poco mantenimiento. Es muy llamativa cuando esta en floración, sus flores son pequeñas parecidas a pequeñas margaritas de color amarillo intenso, con un ligero aroma a miel. Florece abundantemente desde finales de invierno a mediados de primavera, las flores cubren casi por completo la planta.

 

 

 

Situación soleada donde florecera abundantemente, se adapta a zonas de sombra parcial pero apenas florecera. Adecuada para zonas costeras de climas templados, ideal para la zona mediterránea o zonas de clima similar. En la naturaleza crece en colinas de suelo pedregoso o arenoso por lo que necesitara un suelo suelto y perfectamente drenado. Podemos sembrarla en el suelo del jardin o en macetas y jardineras, utilizar un sustrato rico en arena y áridos. Se adapta a distintos tipos de suelo siempre que dispongan de un perfecto drenaje. Prefiere suelos rico en nutrientes.

 

 

 

Regar regularmente, con poca cantidad de agua para no saturar el sustrato, es recomendable dejar secar el sustrato entre riegos. El exceso de agua o mal drenaje es muy perjudicial para esta planta, sus raíces se pudren fácilmente. Los ejemplares bien establecidos sobre el terreno pueden soportar periodos de sequía, mas cortos si las cultivamos en macetas. Distanciar los riegos a medida que las temperaturas bajen.

 

 

 

Resiste el viento, la brisa marina, y temperaturas bajas, incluso de algunos grados bajo cero. Es conveniente podar las plantas despues de la floración para promover el nacimiento de nuevos brotes y plantas mas compactas. Los ejemplares adultos necesitaran podas drásticas para rejuvenecer la planta.

 

 

 

Se reproduce fácilmente por esquejes, podemos utilizar los restos de poda para obtener esquejes terminales, los colocaremos en recipientes con un sustrato poroso y arenoso, y mantendremos los esquejes en sombra parcial con el sustrato ligeramente húmedo. También podemos reproducir el Euriops Virgineus por semillas. DIFICULTAD BAJA.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *