Espino de fuego-Piracanta- Pyracantha

 

La Piracanta es un arbusto muy resistente, originario de la zona mediterránea. Es un arbusto ramificado de crecimiento vertical, sus hojas son alargadas y estrechas, de color verde, finamente dentadas, duras y brillantes, presentan un nervio longitudinal muy marcado. Su crecimiento es erecto, puede llegar a alcanzar cerca de dos metros de altura, presenta espinas de ahí su nombre común «Espino».

 

 

 

Se utiliza para setos, cubrir muros, o ejemplar aislado,podemos cultivarlo en el jardin o en macetas. Florece es primavera, pequeñas flores blancas agrupadas en ramilletes. En otoño es muy decorativa por sus pequeños frutos, redondeados, rojos, naranjas o amarillos, dependiendo de la variedad. Los frutos son muy apreciados por los pájaros.

 

 

 

Las Piracantas son muy utilizadas en jardinería, por su floración primaveral y especialmente por sus decorativos frutos otoñales, estos suelen permanecer casi todo el invierno en la planta, lo que da color al jardín en los meses menos coloridos. También es muy apreciada porque es una planta muy resistente y rustica, aguanta el frió, el calor, el sol, y periodos secos con apenas riego.

 

 

 

img_20160908_192333020

 

Prefiere una exposición soleada, aunque tolera situaciones algo umbrías, donde florecerá menos o no lo hará. No es exigente respecto al suelo, siempre que éste esté bien drenado. No necesita mucho riego, regar algo más los ejemplares jóvenes y recién trasplantados, especialmente en primavera y verano con temperaturas altas. Con el tiempo cuando las plantas están bien establecidas en el terreno, pueden sobrevivir sin apenas riego.

 

 

 

Aguanta el frío y el calor, lo que hace que sea una planta muy versátil. Podar las ramas viejas , deterioradas y secas al final del invierno. Cortar siempre por encima de un nudo o de una hoja, para favorecer el crecimiento de nuevos brotes. No podar despues de la floración ya que perderíamos la belleza de sus frutos. Es recomendable podar las plantas a finales de invierno o principios de primavera

 

 

 

img_20160908_192327306

 

Se reproduce por semillas en otoño o primavera es conveniente estratificarlas para ablandar su cubierta, también podemos reproducir la Piracanta por esquejes durante el verano. Muchas veces son los pájaros los que se encargan de su reproducción, ya que comen sus frutos y los siembran mediante sus deposiciones.

 

 

 

Puede ser atacada por cochinillas o pulgones, tratar lo antes posible con insecticidas específicos. En plantas sembradas en ubicaciones algo sombrías o húmedas puede aparecer sobre o bajo sus hojas el oídio y la roya, dos hongos que provocan manchas blanquecinas o anaranjadas en las hojas. Es recomendable utilizar un fungicida de calidad para controlar las plagas. GRADO DE DIFICULTAD MUY BAJO.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *