Mandarino-Citrus Reticulata

 

Mandarino o Citrus Reticulata es un árbol frutal perenne, perteneciente a la familia Rutaceae y al genero Citrus, es originario de China, Japón e Indonesia, aunque actualmente se cultivan en muchos lugares del mundo. Existen muchas variedades que se cultivan como árbol frutal y decorativo. El árbol es similar al del Naranjo (Citrus x Sinensis) pero de dimensiones menores, es una planta muy ramificada de tallos redondeados de color verde en la nueva vegetación, y leñosos y de color marrón grisáceo en las ramas adultas y en el tronco.

 

dscn4590

 

 

 

Las hojas son lanceadas y estrechas, puntiagudas y de color verde brillante, mas claro en la nueva vegetación y en el envés de las hojas. Las hojas se unen a los tallos por medio de peciolos aplanados cortos, ligeramente alados, con alas mas estrechas y pequeñas que en las hojas del Naranjo, se desarrollan de forma alterna sobre los tallos, miden de cuatro a ocho centímetros de longitud y de dos a cuatro centímetros de anchura. Las hojas son aromáticas cuando se las fricciona o estruja.

 

 

 

 

Florece en primavera, las flores se desarrollan en los extremos de los tallos, generalmente en grupos, y ocasionalmente en solitario, son pequeñas y tienen cinco pétalos ovalados y puntiagudos de color blanco puro, y estambres sobresalientes centrales. Las flores son muy aromáticas (flor de Azahar) y atraen a insectos polinizadores, abejas y abejorros. Las flores polinizadas desarrollan frutos minúsculos de color verde, los pétalos caen y poco a poco los frutos se van desarrollando.

 

 

 

 

Los frutos se parecen a los frutos de los Naranjos, las naranjas, pero son mas pequeños y tienen los extremos achatados, en lugar de ser globosos como las naranjas. Las mandarinas son ricas en vitamina c y en ácido cítrico, generalmente el fruto es mas dulce y menos ácido que la naranja, por lo que se consume frecuentemente por niños, al tener un sabor dulce como las golosinas. La pulpa se distribuye en gajos que se separan fácilmente, es jugosa y dulce en la mayoría de las variedades. La cascara es un poco rugosa de color verde en frutos jóvenes y de color naranja a medida que maduran, se desprende generalmente con mayor facilidad que en los frutos del Naranjo. La recolección de los frutos tiene lugar entre los meses de noviembre y mayo dependiendo de la variedad.

 

 

dscn4592

 

 

Situación soleada y muy luminosa, se adapta a distintos tipos de suelo, pero prefiere tierras fértiles que drenen perfectamente, evitar los suelos calizos o salinos. Podemos cultivarlos en el suelo del jardin o en macetas grandes y profundas, en solitario o formando grupos de varios ejemplares en jardines grandes y soleados, mantener una distancia entre arboles suficiente para que reciban el mayor numero posible de sol directo. Prepararemos previamente el terreno incorporando arena y estiércol, para enriquecer la tierra y facilitar el drenaje.

 

 

 

 

Los arboles de Citrus Reticulata (Mandarino) necesitan una tierra fértil, en arboles ya establecidos es recomendable añadir a finales de invierno, abono granulado de liberación lenta especial para cítricos, que contiene Nitrógeno para asegurar un perfecto desarrollo, Fósforo que intensifica la floración y ayudar al cuajado de los frutos y Potasio que contribuye a un mejor color y sabor de los frutos, también contiene elementos como  Magnesio, Hierro y Zinc esenciales para los cítricos. En primavera y verano época de máximo desarrollo, floración y fructificacion, añadiremos junto con el agua de riego fertilizante liquido mineral especial para cítricos de rápida adsorcion.

 

 

dscn4592

 

 

Necesita un ph de suelo de entre seis y siete para adsorber correctamente los minerales necesarios para su desarrollo como magnesio y hierro. Pueden necesitar aplicaciones extra de quelato de hierro y de zinc para solucionar carencias. Los cítricos necesitan riegos regulares especialmente en primavera, verano y principios de otoño con temperaturas altas y mayor desarrollo vegetativo, floración y fructificacion. Evitar encharcar la tierra dejando secar ligeramente el sustrato entre riegos. Distanciar los riegos en otoño e invierno manteniendo el sustrato ligeramente húmedo.

 

 

 

 

Podas de formación en ejemplares jóvenes respetando  tres o cuatro ramas principales que formaran la copa del árbol. Si lo cultivamos en el jardin como árbol frutal ornamental, mantendremos la copa en forma redondeada y el tronco principal corto para recolectar los frutos fácilmente. A finales de invierno efectuaremos podas de limpieza y de mantenimiento, eliminando tallos secos o rotos y hojas enfermas y estropeadas, recortaremos los tallos demasiado largos, para mantener la forma del árbol y favorecer el crecimiento de nuevos brotes.

 

 

 

Los Mandarinos se cultivan en climas templados de temperaturas moderadas invernales, no resisten el frió intenso ni las heladas, los vientos fuertes pueden ocasionar rotura de ramas y la caída prematura de los frutos, por lo que es recomendable cultivarlos en emplazamientos protegidos.

 

dscn4591

 

 

 

Actualmente existen muchas variedades, la mayoría se multiplican por medio de injertos, se utilizan variedades con las características deseadas, de sabor y tamaño del fruto y época de recolección y se injertan sobre pies o patrones de variedades mas rusticas, que puedan tolerar distintas condiciones de cultivo o características del suelo, y que sean mas resistentes a enfermedades. Entre las variedades de Mandarino mas utilizados están, Mandarino Clementina, y todas sus variedades, (Fina, Clemenules, Marisol y muchas otras), Mandarino Satsuma (Owari, Iwasaki) y plantas híbridas que son el resultado del cruce entre distintos tipos ( Mandarino Nova o Clemenvilla).

 

dscn4591

 

 

 

El Mandarino es un árbol frutal fácil de cultivar, en climas de temperaturas cálidas, y moderadas invernales, aunque puede tener problemas con plagas de insectos y enfermedades, como se trata de un cítrico es sensible a deficiencias de elementos como Magnesio, Zinc  y Hierro, en suelos excesivamente calizos pueden necesitar aplicaciones especiales para solucionar estas carencias, los abonos específicos para Cítricos son muy apropiados puesto que contienen los elementos necesarios para su perfecto desarrollo. También pueden ser atacados por plagas como cochinillas, mosca blanca y minadores de hojas, que deben ser tratadas al inicio del problema para evitar que debiliten el árbol. Aplicaremos productos insecticidas específicos para combatir las plagas. DIFICULTAD BAJA.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *